Reviews con sabor a pollo

Neighbors (2014)

Buenos Vecinos

Neighbors (2014)
Publicado en Review por - Jun 20, 2014
Ver Trailer

Neighbors  es una comedia que intenta atraer a la misma demografía que This is the End (2013), esto es gente como yo que tenemos el cerebro frito y lleno de vulgaridades, y dándonos más de lo mismo es que pueden sacarnos risas. Entonces no debería de sorprenderle a nadie (a menos que vayan sin una pista de lo que se van a encontrar), que el libreto es obsceno y está lleno de vulgaridades, alcohol, drogas, y chistes que involucran el aparato reproductivo masculino. A pesar de esto, y escondido detrás de toda esa ridiculez, me parece que la película se trata de crecer, madurar, convertirse en padre, hacerse responsable de una bebé, y penes. Alargados y erectos en toda su gloria.

Mac (Seth Rogen) y Kelly (Rose Byrne) son una pareja que tienen una bebé recién nacida y que ha gastado todos sus ahorros comprando una casa en algún vecindario tranquilo de algún suburbio de los Estados Unidos. Como todas las parejas que quieren ser “padres responsables”, Mac y Kelly son viejos y aburridos, casi no tienen vida social, y tienen que atender un trabajo de tiempo completo que es cuidar de su hija Stella (quizás la bebé más hermosa jamás llevada a la pantalla grande). Esto es lo que le espera a la mayoría de la gente que quiere formar una familia e intentar ser buenos padres. Por supuesto, su situación no es precisamente la definición de “normal” porque se trata de una película en la que Seth Rogen está involucrado.

Bien, pues a la casa de al lado que estaba en venta, se ha mudado toda una fraternidad de fiesteros para convertirla en su cuartel general. Yo no sabré lo que es la experiencia de vivir en una fraternidad gringa de estas, pero si hay algo que Hollywood y Monsters University me han enseñado es que esta gente sólo piensa en fiestas y diversión inconsecuentes. Teddy (Zac Efron) y Pete (Dave Franco) son respectivamente el presidente y el vice presidente de dicha fraternidad cuya única meta es hacer las fiestas más ruidosas de todos los tiempos. Por supuesto que están exagerando porque se trata de una comedia grosera y ridícula, y los personajes no necesariamente tienen que tener sentido (como la decana de la universidad).

Entonces, ¿qué haría una pareja de padres cuando tienen al lado unos vecinos que hacen mucho ruido y diariamente tienen fiestas sin hora para terminar? Bueno, ese es el punto de esta comedia, intentar mostrar un escenario que quizás ha pasado en la realidad, pero que nadie ha llevado al cine porque no suena como una fantástica idea. Así lo que tenemos aquí es un conflicto entre un par de padres que intentan llevar su vida de adultos (no hay un manual para esto), y unos miembros de una fraternidad que tienen un montón de ideas raras, incluyendo hacer una venta de “consoladores” hechos de–no lo voy a decir.

Seth Rogen hace prácticamente el mismo papel de todas sus películas, que es la de adulto despistado, por lo que la responsabilidad de mantenerlo a raya recae sobre Rose Byrne. Este dúo es raro, pero functiona porque me dio risa, sobretodo el juego de palabras que tuvieron sobre las vacas. Zac Efron, Dave Franco, Christopher Mintz-Plasse, y Jerrod Carmichael tienen cada uno su momento en que pueden hacer algo raro o cómico, dependiendo de lo que uno entienda por entretenimiento. Jimmy (Ike Barinholtz) es el amigo y compañero de trabajo de Mac, y como todos en esta película también es un tipo raro, pero lo que más me impresionó de su personaje es el momento en que empieza a imitar voces de gente famosa.

Para concluir, si estás dispuesto a ver a un montón de aparatos masculinos y no tienes ningún inconveniente con la cantidad de vulgaridades que alguien pueda decir en una hora y media, entonces es posible que puedas sobrevivir a otro viaje de Seth Rogen por lo absurdo. Algo que puedo sacar de esta película es que ser un padre responsable también incluye no llevar a tus hijos pre-adolescentes y/o menores de edad a ver esta película, pero parece que en los cines dominicanos nadie revisa eso. A fin de cuentas, la vida universitaria se queda atrás, empiezas a ser más responsable, tienes hijos, te crece la panza, terminas escribiendo para un blog con un pollo en el logo, y nadie te invita a ningún lugar porque eres viejo y aburrido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *