Reviews con sabor a pollo

Guns Akimbo (2020)

Guns Akimbo (2020)
Publicado en Review por - Mar 18, 2020
Ver Trailer

De esas películas que están hechas de maldad, sin importarle si alguien le importará el resultado, tenemos a Guns Akimbo, prácticamente de la misma naturaleza ridícula de Hardcore Henry (2015), y con una idea parecida a la de Nerve (2016) pero mucho más violenta, en la que los fanáticos se deleitan viendo a enfermos mentales compitiendo por sobrevivir. No parece que haya dinero o créditos, sólo la oportunidad de seguir viviendo.

Miles (Daniel Radcliffe) es un perdedor asmático que para lidiar con su jefe abusivo, lo que hace es dedicarse a trollear a los trolls en la interné, porque si hay algo que indique que uno es superior y emocialmente estable es hacer enojar a desconocidos en interné. Y esto va en ambas direcciones. El caso es que se encuentra con los fanáticos de Skizm, una especie de YouTube Live violento, y se deleita insultando a los fanáticos por ninguna razón más que alimentarse de las emociones ajenas. El caso es que cuando un el líder de Skizm, Riktor (Ned Dennehy), cree que puede enseñarle una lección al troll Miles, pues lo mejor que éste puede hacer es cavar su tumba, y como no lo logra a tiempo, se despierta con una pistola atornillada en cada mano.

La misión que le asignan a Miles es matar a Nix (Samara Weaving), básicamente una de las jevas más famosas por no tener cejas (¿se le quemaron en un incendio?) y por matar a muchos infelices a cambio de fama. ¿De dónde es que salen tantas armas? ¿Cómo es que esa flaca puede cargar esos aparatos tan pesados? ¿Entonces se matan a cambio de nada? Por eso es que usan a enfermos mentales, porque no les importa ninguno de estos diminutos detalles, ¿verdad?

De esto se trata todo el meneo, un pana con dos pistolas (de ahí el título Guns Akimbo) huyendo de una jeva que de repente tiene mala puntería mientras que millones de personas ven con emoción a la presa. De por sí ya era un show bastante malo, y ahora tienen a un infeliz huyendo, lo cual es peor y al mismo tiempo atrae a más gente a verlo. Quizás esto es una crítica a la cultura que se la pasa viendo haciendo lo que los otros hacen como los torneos de esports, o quizás es una advertencia de que sólo porque esté en interné no significa que sea sano para ti. Yo lo que sé es que esta idea ya la exploramos en Nerve, pero ahora todo es más ridículo y exagerado.

No hay mucho qué buscar en relación a trama. Se trata de violencia sin sentido, el manejo de la cámara es igual de ridículo a la trama, se burlan de los mismos personajes en la película, y los actores que interpretan a los espectadores, realmente no están viendo nada. Al menos fueron honestos con uno de éstos.

Para concluir, Guns Akimbo es del tipo de película que entretiene mientras no se haya acabado, porque inmediatamente esto pase, vuelves a tu vida normal contando las hojas de los rollos de papel higiénico. Ahora, yo quiero saber cómo es que Miles tiene Doom Eternal y no la está jugando.

Leave a Reply