Reviews con sabor a pollo

Go Karts (2020)

Go Karts (2020)
Publicado en Review por - Mar 16, 2020
Ver Trailer

Go Karts es una película ochentera hecha en la década equivocada. En cierta manera me recuerda a Karate Kid (1984) pero con carritos, y ambientada en Australia, por lo que no podía dejar de pensar en Hugh Jackman en Eddie the Eagle (2015). Dicho esto, no veo nada nuevo, sólo la misma historia con personajes diferentes y en lugar de patadas y trompadas, hay karts.

La película empieza con una madre, Christie (Frances O’Connor), y su hijo, Jack (William Lodder), mudándose a una casa abandonada que se estaba cayendo a pedazos, y supongo que la compraron/alquilaron por internet sin antes verla. Christie va a poner un colmado en un callecita donde casi no va nadie, pero esto no es importante para la película, pues yo ni siquiera sé a qué ciudad de Australia se han mudado. El caso es que hay que creer que el manganzón de Jack es menor de edad, no tiene licencia de conducir, y está de vacaciones porque nunca lo vemos ir a la escuela.

No sé cómo habrá pasado, pero invitan al desconocido Jack a una fiesta de cumpleaños en un kartódromo, donde por primera vez se pone detrás del volante de un carrito de estos. Tú sabes que el meneo es a otro nivel cuando los conductores se ponen enterizos, porque yo sólo he usado casco y más nada. Entonces, y aquí es donde las cosas se empiezan a poner demasiado obvias, cuando Jack está conduciendo, la cumpleañera Mandy (Anastasia Bampos) ve que el manganzón tiene potencial, y el dueño del kartódromo, Patrick (Richard Roxburgh), ve lo mismo. Si hicieran esto menos obvio, entonces no sería una película ochentera en la década equivocada.

En la fiesta de cumpleaños, Jack conoce a Colin (Darius Amarfio Jefferson), el único moreno de la película, y todo está con este personaje. Para empezar, es el más corto de todos los carajitos, Jack es su salvador quien le dice que tiene que enfrentarse a los azarosos que lo viven jodiendo, el chamaco no es para nada inteligente, y en la película está nada más para observar. Yo sólo pienso que lo insertaron a la mala para hacer la película más diversa. Entonces también están los villanos, tres trogloditas encabezados por Dean (Cooper van Grootel), el hermano mayor de Mandy. Y como estos 3 no tienen oficio, joden innecesariamente al único moreno de la película entera, que es lo que pasa cuando fuerzas a la mala a un personaje y no te das cuenta que posiblemente la gente vea a otros personajes como racistas.

Como las cosas van por el camino que uno espera, Patrick le enseña a Jack a ser mejor piloto al estilo del Sr. Miyagi, tomando prestado el estilo de Hugh Jackman como campeón retirado con una vida decadente en Eddie the Eagle, y hasta toman prestado su traje de X-Men. Por supuesto, Mandy va a hacer el papel de ingeniera automotriz de Jack porque su padre sólo la tiene para ordenar tornillos y barrer el piso. Finalmente, el policía Barry (Dan Wyllie) se aficia como un perro de la mamá de Jack, y yo no sé qué tantas vainas quieren hacer con la película esta.

Para concluir, Go Karts no es la película que tiene que ver antes de que se acabe el mundo, por lo que hay cosas más divertidas por ahí, como hacer torres con los rollos de papel de baño que la gente ha comprado desesperadamente por el pánico al Covid-19.

Leave a Reply