Reviews con sabor a pollo

Approaching the Unknown (2016)

Rumbo a lo desconocido

Approaching the Unknown (2016)
Publicado en Review por - Jun 04, 2018
Ver Trailer

Finalmente llegó el momento de Mark Strong demostrar de lo que es capaz al protagonizar una película él solo por hora y media dentro de una caja de fósforos. Approaching the Unknown es una película de viaje espacial protagonizada por quien muchos decimos que hubiese sido mejor Lex Luthor que Jesse Eisenberg en BvS: Dawn of Justice (2016). Esto es suficiente para comprarme, hasta que la vi.

El capitán William D. Stanaforth (Mark Strong) va en su nave hacia Marte, donde inevitablemente morirá, pero no antes de empezar a crear las condiciones para sustentar la vida humana en el planeta rojo. Las papas de caca de Matt Damon en The Martian (2015) son una posibilidad, pero Stanaforth tiene otro plan. Quiere llevar un aparato que extraerá oxígeno e hidrógeno de la tierra marciana y los combina para hacer una bomba producir agua. Eso está bien y todo, pero entonces lo enviaron a Marte con tierra para que produzca su propia agua. Claro que la nave también tiene sus tanques de agua, pero no hay razón para que esté puyando al aparato este.

El título de la película es “Approaching the Unknown” o “Rumbo a lo desconocido”, porque una vez llegue a “lo desconocido” terminará la película, ¿verdad? Eso es lo que estoy esperando porque ya estoy viejo en el negocio y es lo más que pueden hacer en hora y media. El viaje este se tomará unos 9 meses, lo cual no suena buena idea dado  que hay un solo tripulante, el pequeño tamaño de la nave, y que si algo sale mal, no hay más nadie que le ayude. Bueno, esto último no es totalmente cierto, ya que desde la Tierra estará Skinny (Luke Wilson) dándole apoyo moral via videoconferencia interplanetaria.

Más que nada la película es una exploración al estado solitario e impotente de los humanos al viajar en el espacio. Al principio es toda una aventura por tratar de ser un pionero en la colonización de Marte. Entonces atacan el sentimiento de soledad y la depresión, y empiezan a pelear con la voluntad de aguantar el viaje. Esto se mezcla con ciertos problemas que surgen en la nave, y la situación en la lata voladora se torna desesperante. Adicionalmente, aprendemos un poco más del capitán Stanaforth y lo que lo ha motivado a aceptar esta misión suicida.

Ahora no queda ninguna duda de que Mark Strong puede llevar en sus hombros una película él solo, el único inconveniente es que no le dan mucho que hacer y los problemas que surgen no son tan emocionantes o graves como para uno perder el sueño. Esto lo atribuyo más por tratarse de ciencia ficción que intenta ser realista, lenta y aburrida, y todavía no hay forma de dormir a alguien durante estos viajes tan largos. Entonces hay ciertas escenas con el exterior de la nave viajando a través de ¿nubes de gases? ¿tormentas magnéticas? ¿erupciones solares? No lo sé, pero visualmente es más entretenido que el vacío del aburrido espacio.

Para concluir, Approaching the Unknown no es una película divertida ni una que haga el esfuerzo de mantenerte atento a lo que va a pasar. Simplemente la ves, te olvidas de ella, y quizás nunca tendrás que experimentar estar atrapado en una cápsula donde nadie escuchará tus gritos durante 9 largos meses.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *