Reviews con sabor a pollo

Once Upon a Time in Venice (2017)

Secuestro en Venice

Once Upon a Time in Venice (2017)
Publicado en Review por - Apr 11, 2018
Ver Trailer

¿Alguna vez has querido ver el torso desnudo de un Bruce Willis a sus 62 años? ¿Qué tal las nalgas del mismo Bruce Willis? Bueno, yo nunca he estado interesado en eso, pero es algo que Once Upon a Time in Venice nos muestra sólo porque tiene el poder de hacerlo, y es algo de lo que no me quiero acordar. Esto está supuesto a ser una comedia, pero honestamente me pareció una pérdida de tiempo sin gracia. Sin embargo, hay que admitir que John Goodman mejora cualquier película basura en la que esté.

John (Thomas Middleditch) es el narrador de esta historia, que con su voz en off nos va a presentando a cada uno de los personajes que vamos a ver en la película, independientemente de su relevancia para la misma. Resulta que “Venice” en “Once Upon a Time in Venice” se refiere a un vecindario (?) en Los Ángeles, California, que con lo que relata John, no pareciera un lugar en la que gente en su sano juicio elegiría para vivir. Steve Ford (Bruce Willis) es el único detective de la zona, y como John algún día quiere llegar a ser detective, pues aceptó el único trabajo disponible en el área.

Al igual que con John Wick (2014), alguien se tiene que meter con el perro del protagonista, pero en este caso lo raptan y no es más que un artículo que pasa de mano. “Vamos a incluir a un perro que no hace nada, pero que se ve bonito”, dijo uno de los productores. Entonces se arma un lío de múltiples niveles que se va volviendo más complejo a medida que avanza la película, y que no puedo describir porque me tomaría mucho tiempo.

Digamos que todo gira alrededor de Steve intentando recuperar al perrito, pero entonces está en manos del narco más relajado que he visto, Spyder (Jason Momoa), que se lo devolvería a cambio de mucho dinero, y para ello recurre a un prestamista llamado Yuri (Ken Davitian), pero el dinero no sería un problema si no fuera porque a Spyder también le robaron un maletín con cocaína. Mientras tanto, Dave (John Goodman), el único amigo de Steve, está pasando por el papeleo de su divorcio, Lew the Jew (Adam Goldberg) quiere que Steve busque al responsable de pintar graffiti en su complejo de apartamentos.

El problema no es que la trama sea complicada ni que hayan muchos problemas por resolver simultáneamente, es que nada de esto es divertido. Están intentando hacer chistes, pero yo no le veo la gracia. Bruce Willis está desnudo con una pistola en la mano hasta que un policía lo detiene. John habla de graffiti y unas venas que te siguen a tus ojos. Yuri sólo está para ser desagradable. Lew the Jew está para hacer algún chiste de judíos que yo no me estoy llevando y un letrero dice que su nombre es “Lou Jewison”. Jason Momoa supuestamente está interpretando a un mexicano, pero si me dijeras que es un miembro de una fraternidad universitaria, me lo creería más.

Para concluir, no pierdas tu tiempo con Once Upon a Time in Venice, no lo vale.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *