Reviews con sabor a pollo

The Shape of Water (2017)

La forma del agua

The Shape of Water (2017)
Publicado en Review por - Jan 19, 2018
Ver Trailer

Me imagino que muchos curiosos estarán buscando Creature from the Black Lagoon (1954) porque según Guillermo del Toro es el monstruo que sirvió de inspiración para el hombre maco de esta película. The Shape of Water trata de un romance entre una mujer muda y un monstruo de agua dulce (que necesita agua salada), mientras EE.UU. y los soviéticos están en plena carrera espacial. Yo me imagino que de tener un hijo, éste sería Abe Sapien de Hellboy (2004).

La película empieza con la voz de Giles (Richard Jenkins) preparándonos para la historia y advirtiéndonos de el cuento de amor y pérdida, y el monstruo que lo intentó destruir todo. Este “monstruo” será identificado más adelante. Giles es el vecino de Elisa (Sally Hawkins) una mujer muda que tiene una rutina diaria que vemos de principio a fin. Elisa trabaja limpiando un laboratorio secreto donde hacen experimentos raros, y su mejor y/o única amiga dentro de todo esto es Zelda D. Fuller (Octavia Spencer), quien puede hablar durante horas sin respirar. Quien manda en este laboratorio secreto es Richard Strickland (Michael Shannon), y quien no tiene paciencia para nada.

Un día se aparece Richard Strickland con un tanque de agua con un monstruo (Doug Jones) dentro, al cual nunca le dan nombre, así que llamarlo el “hombre anfibio” me resulta extraño. Fleming (David Hewlett) sería el científico líder a cabo de los experimentos, pero resulta ser un lacayo sin espina comparado con el científico nuevo, el Dr. Robert Hoffstetler (Michael Stuhlbarg). El caso es que Elisa y Zelda tienen la responsabilidad de limpiar la sección del laboratorio donde tienen encerrado al monstruo, y a partir de entonces Elisa empieza a tratar al monstruo mucho mejor que sus captores.

Los personajes de The Shape of Water están rotos o incompletos de una manera u otra, y es algo que los motiva a hacer lo que hacen y a ayudarse entre sí. Elisa es muda, y por eso se siente marginada. Giles está calvo, pero su frase de “creo haber nacido muy tarde o muy temprano” es lo que mejor lo describe, y por eso se siente marginado. Robert Hoffstetler quiere saber más de la criatura que tienen en el laboratorio, y digamos que su jefe no se lo permite. Zelda Fuller es una mujer negra en una época donde todavía hay segregación, la gente es abiertamente racista, y por lo visto el machismo también está en sus buenas. Richard Strickland quiere más, sea un carro nuevo, otra mujer, un cargo nuevo, poder, sólo quiere más, y vemos cómo su estado se va deteriorando debido a esto (bueno, y cierto incidente que involucra su mano).

En cuanto a la actuación, todos son excelentes. Sally Hawkins no necesita palabras para expresarse y entendemos lo que su personaje siente y quiere decir. Richard Jenkins es el vecino que todos quieren tener, y al principio no pareciera que su personaje tuviera mucha importancia para la historia. Doug Jones, dentro de un traje se muestra como una criatura salvaje que intenta entender a los humanos que le ayudan. Y Michael Shannon canaliza todo su odio a toda persona que no sea él.

Visualmente hablando, The Shape of Water es asombrosa porque Guillermo del Toro presta atención a todos los detalles y no tengo forma fácil de describirlo. Por ejemplo, el apartamento de Giles tiene tantos libros, cuadros, y gatos que es como su estuviera viviendo ahí toda su vida. El cuadro que Giles pinta para la publicidad tiene una gelatina verde, y la familia y la gelatina de este cuadro se asemejan a cierto momento futuro de la película. Elisa cambia sus zapatos de verde a rojo para demostrar un cambio en su ánimo. Tendría que verla de nuevo para poder captar más detalles ahora que sé cómo va la historia.

Para finalizar, si tienes que decir en voz alta de qué se trata The Shape of Water, pues suena algo bizarro que en papel no funciona (lee el primer párrafo), pero el resultado es hermoso y agradable. Habrán errores en la trama, pero mi única queja es que el desarrollo del romance con el monstruo se siente apresurado. Después de esto asumo que Octavia Spencer empezó a trabajar para la NASA y de ahí su participación en la película Hidden Figures (2016).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *