Reviews con sabor a pollo

Crimson Peak (2015)

La Cumbre Escarlata

Crimson Peak (2015)
Publicado en Review por - Oct 16, 2015
Ver Trailer

Crimson Peak no es una película de horror sino más bien, según Guillermo del Toro, una película de “romance gótico con pinceladas de horror”. Menos mal que es así porque detesto el género de horror. El único problema con esta descripción es que tampoco hay mucho romance. Espera un momento, ¿ahora me voy a quejar de que una película no es romántica? Nah. Crimson Peak es brillante por lo que es.

Edith Cushing (Mia Wasikowska) es una jevita que puede ver fantasmas, pero éstos sólo aparecen en par de ocasiones así que es posible decir que ha estado fumando malas hierbas, y cuya aspiración es convertirse con una gran escritora como Mary Shelley. Ella hace un comentario sobre Mary Shelley que le dice a uno por dónde va (o no) la película. En esta época victoriana, Edith es la heredera del negocio de su padre, y desde años ha sido el interés romántico del doctor/oftalmólogo Alan McMichael (Charlie Hunnam). En otras palabras, Edith está perdiendo su tiempo al no dejarse llevar del Dr. McMichael.

Puedes olvidarte de la última oración del párrafo anterior, pues Lucille (Jessica Chastain) y Thomas Sharpe (Tom Hiddleston) están en la ciudad, buscando financiamiento para crear una máquina que facilitaría la extracción de arcilla. Edith, si tienes que elegir entre Jax y Loki, por supuesto que eliges Loki, aunque éste esté en una olla que se lo está llevando el diablo.  Edith y Thomas terminan casándose, y se mudan a la mansión embrujada de los Sharpe en Allerdale Hall.

Cuando llegan a la mansión decrépita es cuando la película finalmente puede empezar, tú sabes, porque es donde deben aparecer todos los fantasmas y los horrores de la mente de Guillermo del Toro. Los fantasmas de esta película son del tipo que puedes ver de frente y como sea se ven horripilantes y son capaces de producir pesadillas. Como la película “no es de horror”, no esperes que un muerto vaya a perseguir a la protagonista durante casi una hora. En cambio, la mansión es espeluznante porque está vieja, se está cayendo a pedazos, y se está hundiendo sobre la arcilla roja del terreno.

La principal diferencia con una película del género de horror es que Crimson Peak tiene una gran cantidad del presupuesto enfocado a verse espectacular. Se nota la atención a los detalles del maestro Guillermo del Toro, con los vestuarios, la mansión, y sobre todo el uso de los colores para darnos escalofríos (especial atención al color de la arcilla). La otra gran diferencia con el género de horror es que tiene una historia (exageradamente simple y sin giros en la trama), lo cual significa que no hay un muerto/demonio/fantasma cuyo único propósito es atormentar a sus protagonistas. Esto puede ser bueno o malo, dependiendo de tus expectativas, pero básicamente se reduce a “Edith no se ha enterado de lo que está pasando, y si ese también es tu caso, espérate hasta el final donde te lo explicaremos todo”.

Para concluir, creo que Crimson Peak tiene muy buenas y brillantes ideas, con magníficas actuaciones de parte de los cuatro actores principales, pero la historia es muy simple y su protagonista es desabrida. Sin dudas me gustó Crimson Peak, pero no creo que se convertirá en una película de la cual la gente hablará por años, como El laberinto del fauno (2006), de la cual yo todavía tengo pesadillas con “el Hombre Pálido”.

Leave a Reply