Reviews con sabor a pollo

RoboCop (2014)

RoboCop (2014)
Publicado en Review por - Mar 21, 2014
Ver Trailer

RoboCop (2014) es otra película más que vuelven a hacer porque alguien dijo que en el pasado hay una mina de oro y hay que empezar a escarbar lo que encuentren de la original RoboCop (1987). Dicho esto, no voy a comparar estas dos películas pues creo que esta versión del 2014 es suficientemente diferente como para valerse por sí misma. Sin embargo, sí debo decir que la RoboCop del 1987 es y siempre será mi RoboCop favorita.

Uno de los problemas que encuentro en este filme es que hablan demasiado, es decir, no hacen tanto y nos rellenan de explicaciones que tenemos que tragarnos porque no hay de otra. Así una de las explicaciones del principio es acerca de cómo Alex Murphy (Joel Kinnaman) es un policía incorrompible, y junto a su compañero Jack Lewis (Michael K. Williams), son los oficiales que están tras las pistas que den con un poderoso criminal llamado Vallon (Patrick Garrow). Desconozco la actividad criminal de este señor porque no estaba prestando mucha atención, o porque no veo la mente brillante detrás de vender armas. En fin, blah blah blah, Alex Murphy es convertido en RoboCop sin su consentimiento, y creo que masacrarlo de esa forma (está en el trailer) se ve flojo por querer sanear la violencia y mantener la clasificación “PG-13”.

No todo está perdido en tanta habladera, y me parece que uno de los puntos que tiene la película a su favor es la forma en que presentan la humanidad de Alex Murphy. Murphy está consciente de su situación y sabe que de su antiguo cuerpo no queda casi nada.  El Dr. Dennett Norton (Gary Oldman) es quien le recuerda a Murphy su humanidad, que no es una máquina creada por OmniCorp, sino que es un hombre con una esposa (Abbie Cornish) y un hijo… atrapado en una máquina creada por OmniCorp. Es por esto que creo que el Dr. Norton es el personaje más agradable que tiene la película, además de que Gary Oldman lo sabe vender. Sin embargo, creo que a veces el personaje no hace mucho sentido, se queja de que no va a hacer armas, y termina haciendo un RoboCop. No es un arma, es un robot policía, ¿verdad?

Siendo una RoboCop al fin y al cabo, tiene sus momentos satíricos o, en este caso, parodias con comentarios sociales. La película empieza con uno de esos noticieros que tienen la finalidad de informar al público de la situación mundial. Este noticiero es “The Novak Element” (probablemente parodiando a The O’Reilly Factor), en el que Pat Novak (Samuel L. Jackson) no sólo informa, sino que también mezcla su opinión en el asunto. Novak está a favor de usar robots para combatir el crimen en gringolandia, al igual como se están usando en el futuro Teherán, Irán, para minimizar las muertes de soldados gringos, pero hay una ley propuesta por un senador que lo impide. Probablemente todo esto se refiera al uso actual de drones en territorio no-gringo por parte del Presidente Obama.

Raymond Sellars (Michael Keaton) es el presidente de OmniCorp, y es un vendedor tan eficiente que su nombre hace referencia a su profesión. No lo digo como un chiste, pero de nuevo, se trata de los momentos de parodia que tiene la película. El motivo detrás de Sellars (jaja) es vender sus robots en el mercado local, pero la ley se lo impide, por lo que introducir al RoboCop parece ser la mejor manera de esquivar la ley. El jefe de seguridad de Sellars (jaja) es Mattox (Jackie Earle Haley), y el problema de todos los villanos de este filme es que son un poco aburridos, y ninguno me llevó a pensar “ojalá y que maten a ese macagra…”–esta es una película familiar y por eso tienen que sanearla.

Para concluir, no me gustó esta versión de RoboCop, pero tampoco la odio, sino que es una película que quizás volvería a ver en un futuro (muy) lejano. Sufre de hablar mucho y mostrar poco, y explicación tras explicación voy perdiendo el interés por los personajes. A base de palabras es que debemos entender que Detroit es una ciudad sumergida en crimen (porque no lo parece), y que desde que RoboCop está en las calles, los delitos se han reducido en un 80% (porque no nos muestran nada de eso). Tiene sus buenos puntos que la diferencia de la trilogía, como el movimiento de RoboCop (es el Siglo XXI), la humanidad de Alex Murphy, los ED-209’s, y Michael Keaton. RoboCop tiene una mano humana en la que lleva un taser, y una mano robótica en la que lleva un SMG, y si hay un mensaje oculto en esto, entonces no lo capto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *