Reviews con sabor a pollo

Tomb Raider (2018)

Tomb Raider: Las aventuras de Lara Croft

Tomb Raider (2018)
Publicado en Review por - Aug 22, 2018
Ver Trailer

Debido a que el juego de Tomb Raider (el del 2013) suena cinemático, pues quizás no habría ningún problema adaptarlo a película, ¿verdad? Después de todo, se trata de ir a una isla cerca de Japón buscando a la reina Himiko, donde Lara es puesta a prueba para poder sobrevivir y salvar a sus amigos de los peligros (humanos y sobrenaturales) de la isla. Suena bien, excepto que la película esta no trata de nada de esto.

La película empieza con una Lara Croft (Alicia Vikander) que está en olla porque no puede pagar la membresía del gimnasio al que va, tiene que robar manzanas y trabaja para una especie de Uber Eats. Realmente Lara está podrida en cuarto, pero como se ha puesto de necia porque su padre desapareció hace 7 años, pues prefiere pasar lucha antes que hacerse responsable de su herencia (que implica aceptar que su padre nunca volverá y firmar los papeles en cuestión). Este es el momento en que ruedas los ojos tan atrás que puedes ver el interior de tu cabeza.

Para agregarle más profundidad a Lara, pues adicionalmente monta bicicleta en una carrera en medio de la ciudad, lucha con unos atracadores en un muelle de Hong Kong, practicaba con arco y flecha desde pequeña, y resuelve rompecabezas que su padre, Richard (Dominic West), le dejaba desde niña porque creo que se divertía torturándola. Esto último me recuerda a Sophie Neveu de El código Da Vinci.

Si jugaste Tomb Raider (2013), pues la decepción no se hace esperar, y no hay ningún personaje secundario que desearías que no mataran. La especie de investigador-arqueólogo es Richard Croft, mientras que Lara más bien es la que cae en la isla Yamatai más por curiosidad que por sus propios méritos. La tripulación sólo está compuesta por Lu Ren (Daniel Wu), un alcohólico cuyo padre también desapareció hace 7 años. No hay un culto de gente loca, sino más bien un grupo de empleados armados liderados por Mathias Vogel (Walton Goggins) que buscan la tumba de Himiko. Y no, no hay fenómenos sobrenaturales como si se tratara de Lost.

Lara quiere encontrar a su padre y Mathias quiere descubrir el secreto de la tumba de Himiko. Seguramente estás pensando que Richard Croft está vivo porque ese es el tipo de pendejadas que esperarías de una adaptación maltrecha. No habría ningún problema con eso, pero es que la existencia de Richard es sólo para desarrollar el personaje de Lara, ya que éste no se pone a resolver ninguno de los acertijos de la tumba y le deja todo el trabajo a su hija. ¿Qué más se podía esperar? La única razón por la que seguí viendo el clavo este fue porque no me podía dormir.

No tengo más nada que agregar pues Tomb Raider me parece aburrida, tiene los clichés que no me gustan, y si Lara nunca hubiera partido rumbo a Yamatai, pues los mercenarios de Vogel habrían muerto de aburrimiento o por las trampas modernas en la tumba antigua. Hablando de cosas que no tienen razón de ser, Lara, quizás si hubieras firmado los papeles pudieras ir a Yamatai en helicóptero con un grupo de guardaespaldas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *