Reviews con sabor a pollo

Suburbicon (2017)

Suburbicon: Bienvenidos al paraíso

Suburbicon (2017)
Publicado en Review por - Feb 12, 2018
Ver Trailer

No sé lo que esperaba ver en Suburbicon, pero lo que terminé viendo fue algo completamente diferente a eso. Suburbicon supuestamente es una mezcla de drama, misterio, y comedia, pero al intentar ser las tres cosas al mismo tiempo, no me termina de convencer en ninguno de los géneros. Vi esta película hace varios meses atrás, pero ¿cómo es que puedo sentarme a escribir sobre una película cuya cualidad más sobresaliente es que es aburrida?

El concepto de “Suburbicon”, es que se trata de un suburbio tranquilo y elegante, con todas las características de la vida antes de cerrar la bóveda en Fallout, un lugar donde vivir y tener una familia, pero yendo a trabajar a la ciudad. Una de estas familias es los Lodge, compuesta por Gardner (Matt Damon), su esposa Rose (Julianne Moore), y el pequeño Nicky (Noah Jupe). Uno pensaría que son una familia normal, pero como Rose tiene una hermana gemela, pues hay redundancia en la familia. El caso es que vainas malas van a pasar.

Para sorpresa del 95% de los habitantes de Suburbicon, los Mayers (Karimah Westbrook, Leith M. Burke, y Tony Espinosa) se mudan al vecindario y hay que hacer todo un show y un escándalos porque no esperaban a “ese tipo de gente”. Este es el momento en que uno piensa “bueno, entonces la trama principal involucra a los Mayers”, pero no, ellos apenas son ruido de fondo porque esto es lo que la película necesita, comentario social que no tiene nada que ver con la trama.

Entonces, Gardner tiene un lío con unos mafiosos de los que sólo recuerdo a los matones Sloan (Glenn Fleshler) y a Louis (Alex Hassell). Para agregarle líos a la sopa, está Bud Cooper (Oscar Isaac) que sólo está haciendo su trabajo, pero también se lleva lo suyo. ¿Y qué es lo que están intentando venderme con Suburbicon? Eso es lo que no entiendo. La trama principal involucra a Matt Damon y los mafiosos, luego entra Oscar Isaac a hacer prácticamente nada, mientras el vecindario se vuelve loco por los Mayers, y termina de una manera que algunos personajes se merecen y otros no. Durante todo esto no hay nada entretenido, el misterio es mínimo, el drama no tiene raíces para sostenerse.

Quizás el comentario social quiere decirnos que una familia negra no puede estar tranquila a base del racismo latente en la sociedad, así que son juzgados por lo más mínimo que hagan, mientras que una familia blanca que tiene problemas con la mafia, y hasta le invaden la casa, no son sujetos al mismo estándar por la sociedad. Es como si por ser negro la sociedad buscará minuciosamente cada detalle de tu vida para hacer un escándalo mientras que al ser blanco la sociedad tiende a hacerse de la vista gorda cuando se hace lo malo. Me recuerda a los presidentes de EE.UU. Quizás eso es lo que nos quieren decir en la película, pero yo sólo puedo imaginármelo porque no es que los Mayers sean importantes para la trama, ni la subtrama, y casi no hablan. Irónicamente, debido a los alborotos que le hace el vecindario a los Mayers (que sólo le faltaba ponerse las túnicas blancas) es que los Lodge pueden seguir con sus líos.

Para concluir, Suburbicon es aburrida, no tengo más nada que hablar sobre la trama. Hacen el esfuerzo en construir un suburbio, en replicar la década de 1950, los protagonistas se fajan a hacer su trabajo, y la película no llega a nada de lo que uno vaya a opinar después de verla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *