Reviews con sabor a pollo

Lady Bird (2017)

Lady Bird (2017)
Publicado en Review por - Feb 02, 2018
Ver Trailer

Greta Gerwig le escribe una carta de amor a su natal Sacramento, una ciudad que le resulta muy aburrida a su protagonista. Lady Bird es otra de esas películas en que la adolescente principal tiene que encontrar quién quiere ser y qué hacer con su vida, sólo que lo que quiere como que no se ve posible porque no es que su familia esté en buena posición económica como la mayoría de las otras películas relacionadas al tema.

Christine McPherson (Saoirse Ronan) ha decidido que todo el mundo tiene que llamarla “Lady Bird” y las razones de esto yo sólo se lo puedo atribuir a que le jiede la vida y quiere buscar su propia identidad bajo un nombre de su elección. Hay dos puntos de vista en esta historia, por un lado está Christine, y por el otro está su madre, Marion (Laurie Metcalf), quien es la que absorbe casi todo el estrés de la familia. La relación entre Christine y Marion es algo que no se ve muy a menudo en las películas, pero que algunos la vemos casi a diario. La manera en que Marion le muestra su afecto hacia su hija no es a base de palabras, que casi siempre suenan como si estuviera de mal humor, sino prestándole atención a sus necesidades (porque hay que ser una madre responsable).

En Lady Bird entramos en conversaciones que ya están empezadas, y que quizás no estaremos cerca para verlas finalizar, pero denotan que la vida continúa aún cuando uno no está cerca. Así que tienes la libertad de llenar los espacios en blanco como desees. Como Christine no está sola en el mundo, cuenta con su mejor amiga Julie ( Beanie Feldstein), el primer jevito que parece gustarle, Danny (Lucas Hedges), y unos cuantos más cuyos nombres no recuerdo porque me caen mal. El padre de Christine, Larry (Tracy Letts), está desempleado, y ella tiene un hermano mayor que asumo que es adoptado porque se llama Miguel (Jordan Rodrigues), y además de eso la novia de éste, Shelly ( Marielle Scott), vive con ellos. Estos personajes le agregan más profundidad a la película y más complejidad al personaje de Christine “Lady Bird” McPherson en su búsqueda de identidad.

Lady Bird se remonta en esa época en que los atentados terroristas del 9/11 todavía estaban frescos en la memoria, los EE.UU. estaban iniciando la guerra en Irak, y la gente creía que Dave Matthews Band era lo mejor del mundo. Bueno, quizás no tanto. Así que emprende tu rumbo millenial, que en los próximos 15 años conocerás un poco más del mundo y tendrás que sobrevivir la crisis económica del 2008, pero me estoy adelantando a los hechos. Como dije anteriormente, esta es una carta de amor a la ciudad de Sacramento, California, y Greta Gerwig muestra su afecto por la ciudad prestándole atención a sus detalles, como las tiendas, los edificios, los puentes, y la vegetación. Quizás lo más revelador es cuando la monja mayor (Lois Smith) le dice algo similar a Christine, y sobre todo la forma en que termina la película.

Para concluir, Lady Bird es una película que no puedo explicar sin machucar su mensaje, y entiendo que no es para todo el mundo porque se trata de adolescentes haciendo lo primero que les da la gana (porque eso es lo que todos hacíamos), con una protagonista que no quiere .encajar con su ciudad natal y que quiere irse a una universidad que queda bien lejos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *