Reviews con sabor a pollo

La La Land (2016)

La La Land (2016)
Publicado en Review por - Jan 18, 2017
Ver Trailer

Si hay algo que Damien Chazelle ha demostrado es que sabe inyectarle música y pasión a sus películas. Su entrega anterior, Whiplash (2014), es una de las mejores películas de ese año, y ahora nos envuelve con el mágico musical La La Land, que por supuesto es mucho menos intenso que Whiplash.

Esta es la historia de cómo un pianista de jazz, Sebastian (Ryan Gosling), se topa coincidencialmente con una barista que aspira a ser actriz, Mia (Emma Stone). Ambos están en malas porque Sebastian prácticamente no tiene trabajo, y Mia va a audiciones sin lograr nada. Al principio se puede decir que se caen mal, pero que se van enamorando por medio de las canciones y los bailes para formar una encantadora pareja. Esto es lo más que puedo decir con relación a la trama.

Desde que comienza la película hay gente bailando y cantando, y no se puede esperar menos, sólo desear tener buena actitud todo el tiempo, especialmente en un tapón. Desde este primer número musical se puede notar al menos dos cosas fundamentales: 1) una coreografía absolutamente divina, y 2) la canción completa parece que fue filmada en una sola toma larga. Si después de estos primeros 5 minutos no estás de buen humor, entonces no tienes alma.

La película se divide según las estaciones del año, empezando con invierno, pero que al tratarse de la parte soleada de California, no se diferencian una de la otra. Sin embargo, nos dan colores, especialmente en los vestidos que usa Emma Stone. No me digas que tú no le prestarías atención a sus vestidos. Y según los vestuarios también tenemos diferentes situaciones, algunas más cómicas que otras.

Emma Stone es fantástica en esta película. A pesar de no lograr nada en sus audiciones, sabes que es porque se equivocan al no darle trabajo. Ella posee el encanto necesario para interpretar a Mia. Ryan Gosling, por su parte, también es fantástico. Puede cantar y tocar el piano, tiene el carisma y la humildad para interpretar a un apasionado Sebastian.

Para concluir, La La Land, al igual que Whiplash en su momento, es una esas películas que quiero volver a ver de nuevo en el cine en menos de una semana de haberla visto. Esta película está dedicada para los tontos que sueñan y nunca se rinden, y que quizás sólo necesitan de alguien que les dé un pequeño empujón.

 

City of stars
Are you shining just for me? ♫

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *