Reviews con sabor a pollo

Me and Earl and the Dying Girl (2015)

Yo, él y Raquel

Me and Earl and the Dying Girl (2015)
Publicado en Review por - Oct 12, 2015
Ver Trailer

Me and Earl and the Dying Girl pareciera otro drama adolescente de secundaria parecido a las novelas de John Green, como Paper Towns (2015) y The Fault In Our Stars (2014), pero a decir verdad es diferente, y es algo que uno se da cuenta más adelante, especialmente cuando el protagonista dice “si esto fuera una historia romántica…” La película se basa en la novela del mismo nombre de Jesse Andrews, quien también se encargó de escribir el libreto.

La película la vemos desde el punto de vista de Greg (Thomas Mann), el “Me” o “Yo” en el título, quien está escribiendo la historia de su vida en su último año de secundaria antes de partir a la universidad. Esto es más de lo mismo, de que la secundaria apesta y uno es un bicho raro que no encaja en ningún lugar. Sin embargo, es en estas escenas iniciales en las que explica cómo ha sobrevivido que te das cuenta que la película es diferente a los demás dramas de adolescentes porque usan unos muñequitos animados en “stop motion” y la forma en que nos muestran la secundaria a la que va (gracias al director de fotografía) es para que entendamos que es un lugar repulsivo. Me reí más alto de lo normal con esta introducción.

Los padres de Greg, interpretados por Nick Offerman y Connie Britton, le informan que una compañera de clases, Rachel (Olivia Cooke) acaba de ser diagnosticada con leucemia. La madre de Greg le dice de manera insistente que él podría de ayudar a Rachel a sentirse mejor. ¿Cómo es esto? Yo no sé, pero si un chamaco que al único amigo que tiene, Earl (R.J. Cyler), lo llama “compañero de trabajo” y huye de cualquier situación social, yo pensaría que es el menos indicado para hacerse amigo de una chica con cáncer.

Rachel acepta ayudar a Greg para que su madre no le insista más con el tema, y las cosas resultan mejor de lo que ambos se esperaban. Este es el momento indicado para preguntarse “¿Quién es Earl?” Para ser alguien que está en el medio del título de la película sabemos muy poco de él. Yo hubiera pensado que con un título como “Me and Earl and the Dying Girl“, Greg y Earl estarían más unidos, pero este caso es más de “Yo, la chica que se está muriendo, y Earl que a veces aparece en la película”.

Pues bien, Greg y Earl tienen muchos años conociéndose, y han dedicado mucho tiempo juntos para rodar parodias de películas clásicas. Estas parodias son películas malas, y ellos lo saben, pero son parodias brillantemente mal hechas. No podía dejar de reír cuando ponían una. Mi favorita es Sockwork Orange. ¿Dije que sabemos muy poco de Earl? Esta es una de esas pocas cosas.

Entonces llegas a la mitad de la película y ya no te estás riendo porque la película no se trata de una comedia ni de un drama de romance adolescente. Caes en la cuenta de que la película es acerca de crecer, de ser la persona que quieres ser, sin tenerle miedo al inesperado futuro aunque tengas que valerte de los personajes segundarios de tu vida como la chica con cáncer y el moreno que no llamas amigo porque tienes problemas o eres un racista.

Me and Earl and the Dying Girl es una película que me la encuentro muy graciosa y bien hecha. Me inspira a leer la novela en la cual se basa. Hay algo que dice el profesor de historia o estudios sociales, el Sr. McCarthy (Jon Bernthal) que tiene repercusiones con el final de la película, y del que no estoy dispuesto a revelar nada más.