El baúl de los recuerdos

Mission: Impossible – Rogue Nation (2015)

Misión: Imposible - Nación Secreta

Mission: Impossible – Rogue Nation (2015)
Publicado en El Baúl, Review por - Aug 07, 2015
Ver Trailer

Mission: Impossible – Rogue Nation es la quinta entrega de la franquicia de Misión: Imposible, y sigue por la misma línea de su predecesora, Ghost Protocol. Ethan Hunt es el héroe de acción que supera a todos los anteriores. Jason Bourne, James Bond, y Jack Bauer se quedan cortos en comparación con este señor. Por ejemplo, Jesucristo ha regresado de la muerte una sola vez, Jack Bauer también, pero con esta película Ethan Hunt ha vuelto dos veces.

La misión con la que empieza la película termina con Ethan Hunt (Tom Cruise) trepado en el lado de un avión mientras que Benji Dunn (Simon Pegg) tiene que buscar la forma de abrirle la puerta. Si empezamos una película con algo tan inverosímil, ¿se pondrá mejor o peor? Yo creo la película se pone mejor de ahí, pero sin llegar a los niveles de John Woo porque sólo John Woo puede hacer lo que hace John Woo.

En esta ocasión, Ethan Hunt está tras el rastro de una organización secreta llamada Hydra, que tiene espías en todos lados y que nadie sabe cómo funciona. ¿Cómo que no se llama Hydra? Está bien, se llama Spectre. Spectre tiene mucho tiempo en funcionamiento, y sólo al final de Ghost Protocol es que IMF se entera de su existencia y que, según el director del CIA, no hay indicios de que dicha organización sea real. ¿Cómo que no se llama Spectre? Oh, OK, se llama Syndicate o Sindicato. Juro que todas estas organizaciones criminales se parecen.

El director de la CIA, Alan Hunley (Alec Baldwin), insiste en que la IMF es una organización fuera de control que opera a base de suerte, por lo que hay que desmantelarla y los activos serían absorbidos por la CIA. Esto deja a Ethan Hunt en la posición perfecta para freír tusas. Esto es lo que tiene Rogue Nation de parecido a Ghost Protocol, el hecho de que la IMF no estará ahí para ayudar al protagonista y a su pandilla de agentes rebeldes.

En las aventuras de Ethan por destruir al Gen’ei Ryodan y a su líder Solomon Lane (Sean Harris) se encuentra con Ilsa Faust (Rebecca Ferguson), una agente de Spectre o de Hydra o de Syndicate o MI6 o lo-que-fuere que puede igualar las habilidades patea-traseros de Ethan Hunt. En otras palabras, esta es la mujer que más resuelve en una película de Mission: Impossible, con los puntos adicionales de que no hay ninguna historia de romance entre ella y el agente Hunt.

En la película exageran un poco con las locaciones al saltar de Minsk a Virginia a La Habana a París a Vienna a Marruecos a Londres. Quizás no haya muchas razones para tantas locaciones, pero lo importante es que hay mucha acción, empieza con la escena del avión, luego en la casa de ópera de Vienna, luego se infiltran a un tanque de agua, luego hay una persecusión, luego hay un secuestro. Uno podría argumentar que hay ciertos toques de James Bond cuando están en la Ópera Estatal de Vienna, y pinceladas de Jason Bourne en las persecuciones a gran velocidad.

Para concluir, me parece que Mission: Impossible – Rogue Nation es una película entretenida que está bien hecha y a la vez nos hace sospechar de las alianzas de algunos personajes porque la historia ha demostrado que la IMF está llena de traidores. Rogue Nation está cargada de acción, hay ciertas pausas para recuperar el aliento, pero que a veces parecen tomar una eternidad antes de volver a más acción. Las escenas de peleas cuerpo a cuerpo son insufribles, pero es algo que no necesitamos cuando Tom Cruise ha decidido hacer lo imposible o algo muy muy difícil.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *