Reviews con sabor a pollo

Kingsman: The Secret Service (2015)

Kingsman: El servicio secreto

Kingsman: The Secret Service (2015)
Publicado en Review por - Feb 20, 2015
Ver Trailer

Ver Kingsman: The Secret Service es ver una caricatura de espías con chistes y violencia ridícula. Esto es lo que la hace una película entretenida. Desconectas tu cerebro por dos horas, y una vez se termine, no hablas más de ella hasta que la vuelvan a pasar por cable y recuerdas lo ridícula y entretenida que es, y terminas viéndola de nuevo.

Kingsman es una organización de espionaje internacional que no tiene que lidear con la burocracia de las agencias gubernamentales, y están mejor equipados y mejor vestidos que James Bond. Los nombres de sus agentes principales vienen de las historias del Rey Arturo y los caballeros de la mesa redonda, por lo que hay un cupo limitado en el número de miembros élite en la organización. Así conceremos brevemente a Arthur (Michael Caine), jefe de la organización, y par de espías más como Galahad (Colin Firth) y Merlín (Mark Strong).

Cuando uno de los agentes de la organización muere en el cumplimiento del deber, los demás integrantes proponen cada uno a un candidato que deberá pasar por un riguroso entrenamiento, y sólo uno de éstos será nombrado “Kingsman”. Así es que nos introducen al protagonista Gary “Eggsy” Unwin (Taron Egerton), un chico de barrio con un estilo muy diferente a los otros candidatos tarados que nacieron con una cuchara de plata. Bueno, a excepción de Roxy (Sophie Cookson), quien sobresale como una chica amable.

El caso es que Kingsman es una especie de parodia de las películas de espías porque es cómica en su ejecución, hacen referencias a otras películas del género, las escenas de acción son más jabladoras de lo habitual, y hay una buena dosis de violencia. Además, también hay un supervillano con un plan malévolo, y como burla, no le explica a nuestros héroes su plan ni mucho menos hace una artimaña elaborada para matarlos lentamente. Uno creería que Samuel L. Jackson haría el mismo papel de siempre (al estilo Nick Fury), pero aquí su Richmond Valentine es un supervillano que cecea y que no soporta ver sangre. Ingenioso. Gracioso e ingenioso.

Desde un principio sabemos que no se trata de una película que deba tomarse en serio. Al menos no cuando la canción de fondo es “Money for Nothing” y los escombros de una fortaleza se usan para presentar los créditos. Las escenas de acción están hechas para verse como caricaturas, y no se trata de violencia sin sentido (en su mayor parte).

Para concluir, me parece que Kingsman: The Secret Service es ridículamente entretenida, pero no siento el impulso de volverla a ver en un futuro cercano. Sin embargo, sí siento el impulso de irme a comprar un traje, aunque nunca me veré tan caballeroso como Colin Firth.

 

“Como dijo Hemingway: ‘No hay nada de noble en ser superior a tu prójimo; la nobleza está en ser superior a tu yo anterior.”
— Harry “Galahad” Hart

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *