Reviews con sabor a pollo

Mud (2012)

Mud (2012)
Publicado en Review por - Nov 03, 2014
Ver Trailer

Mud es una historia de ingenuidad, de cómo los humanos somos seres complejos pero que cuando éramos jóvenes creíamos que todo iba a ser simple. En la escuela te imaginas que vivirás para siempre con el amor de tu vida, que conseguirás un trabajo digno, y que tendrás unos buenos hijos. Luego la realidad te golpea con un ladrillo, tu amor te pega los cuernos, tus hijos son unos ingratos de mierda, tu ex-cónyuge padece una enfermedad mental, y terminas escribiendo para un blog con un pollo en el logo a cambio de estar alejado de la sociedad que tanto detestas. Cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad.

El caso es que Mud toca el tema de la complejidad de la vida desde varios puntos de vista distintos, y cuando vemos a los chamaquitos de esta película, sólo podemos decirnos a nosotros mismos “diablo, yo sí era palomo”. Por razones que escapan mi entendimiento, el personaje titular de esta película es Mud (Matthew McConaghey), que en español se traduce a Lodo o Fango. ¿Sus padres le pusieron ese nombre o él lo eligió? Nunca lo sabremos, pero quizás describa al personaje como oscuro, pegajoso, y asqueroso antes de que podamos conocerlo.

La perfecta imagen de la salud.

La perfecta imagen de la salud.

Bien, pues esta es la historia de ese hombre llamado Mud, pero narrada a través de los ojos de dos chamaquitos, Ellis (Tye Sheridan) y Neckbone (Jacob Lofland). ¿Qué clase de padres le ponen de nombre a su hijo “Pescuezo”? Yo creía que Mud ya era malo, pero Neck o Pescuezo lo tiene peor. Probablemente estarás pensando que la película trata acerca de cómo unos niños le hacen unos favores a un indigente a cambio de un bote que está tendido en un árbol, porque así es que empieza la película, pero esa es sólo la mitad del asunto. La otra mitad es acerca del amor, de cómo los hombres hacemos un montón de estupideces por las mujeres, y que uno de muy ingenuo cree que la jevita no le va a romper el corazón a uno y limpiarse el trasero con los fragmentos. ¡¿ME OÍSTE LILIANA?! TE LIMPIASTE TU TRASERO CON LO QUE QUEDABA DE MI CORAZÓN. DIJISTE QUE ESTARÍAMOS JUNTOS PARA SIEMPRE. ¡¿POR QUÉ LILIANA?! ¡¿POR QUÉÉÉÉ?! :’-(

¿En qué iba? Ah, sí, Mud es un hombre misterioso que vive en un bote tendido en un árbol, y cuyas posesiones más valiosas son su camisa y la pistola que lleva metida en los pantalones. NO ESA PISTOLA, PERVERTIDO, HABLO DE UNA .45 QUE SIEMPRE ESTÁ EN SU ESPALDA. El caso es que las palabras de Mud son capaces de engatusar a ambos niños, quienes terminan haciendo el trabajo de mensajería y acarreo con tal de ayudar al hombre misterioso. ¿Por qué? Porque es lo correcto, según Ellis, porque si un hombre ama a una mujer y una mujer ama a un hombre, pero no están cerca, los niños estos tienen que construir el puente que los una.

Somos expertos en relaciones de pareja.

Somos expertos en relaciones de pareja.

¿Y quién es esa mujer? Juniper (Reese Witherspoon), la razón de los sueños y las pesadillas del despechado Mud. Juniper es, según el ciudadano de la tercera edad Tom Blankenship (Sam Shepard), una mujer que sólo le importa su bienestar y que sólo usa a Mud cuando le conviene. “Pero ellos se aman y vivirán felices para siempre”, responde el ingenuo de Ellis a las amargas palabras del viejo Tom. Con conversaciones como estas es que los personajes ganan profundidad, porque tienen diferentes formas de ver la vida, y éstas no necesariamente tienen que estar alineadas unas con otras.

En general, me parece que las actuaciones son muy buenas, pero que a veces no usaron completamente al super-elenco, como el infeliz de Michael Shannon que estaba ocupado haciéndose pasar por el General Zod, o a Joe Don Baker que sólo está en la película para decir que está activo como actor. Por lo demás, es una historia entretenida, en algún pueblito de mierda de Arkansas, Estados Unidos, cerca del único río del que hacen películas los gringos, el Mississippi.

Conclusión

Mud  es una película entretenida acerca de tres bandidos, un hombre y dos niños, que llevan a cabo sus transacciones ilícitas en una pequeña isla deshabitada. Tiene una serie de personajes que no tienen tanta importancia, y un final feliz que queda nítidamente amarrado y sin consecuencias. Bueno, al menos estos niños crecerán para ser mejores hombres y no se dejarán engañar de las mujeres, ¿o sí?

Lo que todos queremos alguna vez, un lugar para alejarnos de la sociedad.

Lo que todos queremos alguna vez, un lugar para alejarnos de la sociedad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *