Reviews con sabor a pollo

Grudge Match (2013)

Ajuste de cuentas

Grudge Match (2013)
Publicado en Review por - Feb 03, 2014
Ver Trailer

Grudge Match es lo que pasa cuando a alguien se le ocurre la brillante idea de poner a Rocky Balboa en contra de Raging Bull treinta años después de que ambos se hayan retirado del deporte. ¿Funciona? Definitivamente no, y mucho menos cuando el filme está en la categoría de comedia y no lo aparenta. Si hubiesen tomado la película como un relajo, hubiera sido más entretenida, pero lo que tenemos es una película seria con un comediante negro.

Henry “Razor” Sharp (Sylvester Stallone) y Billy “The Kid” McDonnen (Robert De Niro) eran formidables boxeadores en sus años mozos, pero sólo llegaron a enfrentarse en el cuadrilátero dos veces, obteniendo una victoria cada uno, y cuando el público estaba ansioso por un tercer encuentro que desempatara el asunto, Razor se retira completamente del boxeo para dedicarse a hacer perritos de metal. La pelea del desempate es la razón de existir de este filme. Henry Sharp se ha dedicado a su trabajo de obrero, mientras que Billy McDonnen es propietario de un restaurante y un concesionario de vehículos.

Por alguna razón no mencionada, ninguno de estos dos señores está casado ni criando bastardos, pero lo que nos cuentan es que Henry se quedó “jamón” porque sí, mientras que Billy es un patán (y viejo verde), que bien podría tener innumerables hijos ilegítimos y nadie lo sabría. No sé si la perspectiva de que Henry no tenga ni dónde caerse muerto sea la del “bueno”, y que Billy sea un buscapleitos sea la del “malo”, pero ambos tienen la misma importancia, y no pareciera como si deberíamos de darle más atención a uno que al otro. Dicho esto, me dio la impresión de que fue Robert De Niro quien más se esforzó en interpretar a su personaje.

Dante Slate Jr. (Kevin Hart) es el hijo de aquel señor que logró que estos dos titanes se enfrentaran en el pasado y ahora, 30 años más tarde, quiere hacer lo que su padre no pudo lograr. Creo que Kevin Hart es un buen comediante, sólo que no funciona para estas circunstancias porque el libreto no es cómico, y pocas veces su participación junto a Alan Arkin me pareció graciosa. En fin, Dante primero se inspira de Rocky Balboa (2006) y quiere lanzar un videojuego de boxeo con Henry y Billy, para lo cual necesita grabar sus voces y capturar sus movimientos. A Henry “se lo está llevando el diablo”, por lo que acepta el trabajo, pero no me queda claro cuál es el motivo de Billy. Como sea, no importa, esto da lugar a la pelea del desempate que ocurriá en algún día de diciembre, por lo que necesitan entrenar.

La película tiene sus clichés, pero no tengo problemas con éstos porque el libreto intenta presentar a seres humanos, sin diálogos tan forzados. Esto es hasta que ponen a un niño al que sólo me dan ganas de darle con un bate. Jon Bernthal interpreta al hijo bastardo de Billy y la ex-novia de Henry, Sally (Kim Basinger), quien a la edad de 30 años decide que es tiempo de que su verdadero padre lo conozca tanto a él como a su hijito bastardo. De tal palo, tal astilla, o lo que sea. Es obvio lo que pasará con toda esta gente pero, como dije anteriormente, el libreto intenta presentar a seres humanos, y tanto Henry como Billy tienen sus razones para encontrarse una última vez en el cuadrilátero.

En conclusión, no me divertí viendo Grudge Match porque no me pareció cómica, pero sí me entretuve con los 15 minutos de pelea que tienen al final Robert De Niro y Sylvester Stallone. Los cortos momentos que sí me reí no son suficientes como para que pueda recomentarle a nadie que desperdicie casi 2 horas de su vida. Tiene un final feliz, y creo que eso es lo importante.