El baúl de los recuerdos

Toy Story 3

Toy Story 3
Publicado en El Baúl, Review por - Dec 27, 2012
Vengo volando a acabar con la tercera película

Vengo volando a acabar con la tercera película.

La tercera entrega de la saga de Toy Story empieza mucho mejor que la segunda, con una escena de acción que involucra a muchos de los personajes anteriores. Lo lamentable es que no haya sido más que la imaginación de Andy mientras jugaba con ellos hace unos años atrás. Podemos ver que Andy ha crecido, de todos los juguetes que tenía, sólo un puñal permanece con él.

La preocupación actual de Woody (Tom Hanks), Buzz Lightyear (Tim Allen) y los demás es que cuando Andy finalmente se vaya a la universidad, éstos serán tirados a la basura o dejados abandonados en el ático. El futuro es incierto para estos juguetes, y Andy ya está muy grande para jugar con ellos.

Esa mirada de desilusión

Esa mirada de desilusión.

Por casualidad del destino, Andy escoge a Woody para que lo acompañe a la universidad, y los demás serían almacenados en el ático, pero no ocurre así y por intervención materna terminan dentro de una funda en la misma ruta del camión recogedor de basura.

Sid quedó tan perturbado que sólo podrá recoger basura el resto de sus días mientras escucha música a todo volumen.

Sid quedó tan perturbado que sólo podrá recoger basura el resto de sus días mientras escucha música a todo volumen.

Debido a lo anterior, la pandilla de Woody entendió el hecho como si ya no los quisieran más así que deciden ocultarse en una caja que la madre de Andy llevaría a una guardería infantil. Así se auto-donarían a niños más necesitados, aunque a decir verdad los necesitados son estos juguetes, pero no hablaré más de eso. Woody, en cambio, sabe que estos juguetes se dirigirían al ático, y que la guardería es un lugar solitario donde no quieren a los juguetes.

toy_story_3-4

El horror, un montón de niños que adoran jugar.

Pues la mamá de Andy lleva la susodicha caja a la guardería, y Woody y su pandilla conocen a los habitantes del lugar. El jefe del lugar parece ser un tal oso Lotso (Ned Beatty), con su mano derecha el bebé sucio y el fabuloso Ken. No sé porqué razón tengo ganas de tomar un martillo y caerle a martillazos al Ken este, para hacerle pagar por las horas que tuve que jugar con él mientras los demás niños se burlaban de mí — pero esto no viene al caso.

No sé quién me da más terror, Ken o el bebé este

No sé quién me da más terror, Ken o el bebé este.

Woody se va de la guardería, dejando a Buzz y compañía a su suerte con los demás juguetes que los tratarán con el respeto que se merecen. Woody termina en las manos de una niña de nombre Bonnie por simple coincidencia del destino, mientras que los demás son llevados por Lotso a otra habitación donde vendrán unos niños a jugar luego de terminado el tiempo de receso.

La escena que sucede a continuación es indescriptible, así que dejaré que las imágenes sean la mejor forma de comunicar lo que pasa.

Sid era un bebé comparado con estos.

Sid era un bebé comparado con estos.

La diferencia está en las edades. La habitación donde están Buzz y compañía es la de los niños que todavía no articulan muy bien las palabras, mientras que donde están Lotso y los otros villanos al menos pueden decir cosas coherentes. Eso o el guión nos quiere mostrar que los niños muy pequeños son unos terroristas que hacen y deshacen sin control. En fin, la pandilla de Lotso captura a Buzz y lo configura para que actúe como juguete (a la primera Toy Story). Adicionalmente, encierran a los amigos de Buzz como si fuera una cárcel, y éste es quien se encargará de vigilarlos.

Mientras tanto, Woody se encuentra jugando al té con Bonnie y sus otros juguetes. Ahí Woody aprende que la casa de Andy está a una esquina Bonnie, por lo que puede irse caminando y llegar antes del amanecer. Antes de irse, un juguete de payaso le cuenta a Woody la historia del vil Lotso y de cómo se transformó en una criatura odiosa. Esto provoca un cambio de planes, pues en lugar de dirigirse a casa de Andy, tendrá que primero ir a rescatar a sus amigos.

No tomes mucho té, Woody, nada bueno puede suceder

No tomes mucho té, Woody, nada bueno puede suceder

Woody vuelve a la guardería al día siguiente escondido dentro de la mochila de Bonnie. Inmediatamente aprende que para poder rescatar a sus amigos tiene que deshacerse de un mono que vigila todas las cámaras de seguridad, otros juguetes que patrullan los pasillos y el patio, que necesitará llaves para abrir las puertas, y que la pared del patio es de 8 pies de altura. El plan se pondrá en marcha esa misma noche, e incluirá retornar a Buzz a la normalidad.

El plan incluye torturar a Ken de la peor forma posible

El plan incluye torturar a Ken de la peor forma posible.

Sin dar mucho detalles de lo que acontece, el plan de Woody se ejecuta exitosamente, y llegan todos sanos y salvos a — el basurero local, donde serán incinerados y tendrán una muerte lenta y dolorosa. Lo que debo destacar de esta parte es la forma en que aceptan su destino, simplemente se dan por vencido porque no encuentran ninguna manera de escapar.

Juntos hasta el infinito y más allá.

Juntos hasta el infinito y más allá.

Sin embargo, no sucede así ya que unos enanitos verdes los rescatan, y gracias al camión de basura de Sid logran llegar a casa de Andy antes de que éste se fuera a la universidad. La madre de Andy se pone triste al ver la habitación de este tan vacía — ignorando el hecho de que lo más probable venga de visita prolongadas durante el verano, a menos que consiga un trabajo de mala muerte y pueda pagar una renta.

Woody decide que en lugar de ser olvidados en el ático, lo mejor sería que ellos fueran regalados a una niña que jugaría con ellos: Bonnie. Y lo que sigue es, bueno, la despedida — ¡oh, por Dios! eslaescenamástriste qqquue qqquue tiene la película esta, es tan ttrrriste que no puedo terminardeescribiresto… ah, es demasiada carga emocional, ¡oh, Dios! ¡oh, Dios! esto es la despedidaaa ¡aaaahhh jaaa aaahhhh! ¡maaaamiiii! ¡aaaaahhhhh!

 

Un última jugueteada.

Una última jugueteada.

Conclusión
Me pareció que la actuación de Tom Hanks es muy buena, pero no excepcional como en las películas anteriores. La actuación de Tim Allen no sufrió del efecto de los 10 años. Adicionalmente, la actuación de Ned Beatty como Lotso es excelente. La música de fondo me gustó un tanto más que la película anterior. La trama es fácil de llevar, un poco más compleja que la primera película, pero no más que la segunda. Y ¡oh, por Dios! La carga emocional es demasiada. Es buena solo para no pasar vergüenza llorando delante de todo el mundo, y si estás acompañado, pueden compartir pañuelos y la vergüenza no es tan grande. Yo me voy a desempolvar mis LEGOs.

Hasta luego, amigos.

Hasta luego, amigos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *