El baúl de los recuerdos

Top Gun: Maverick (2022)

Top Gun: Maverick (2022)
Publicado en El Baúl por - Jun 16, 2022
Ver Trailer

Treinta y seis años desde Top Gun (1986) nos llega la secuela, Top Gun: Maverick, y tiene la tarea de ser más de lo mismo y mejorar sobre la anterior. No muchas secuelas lo logran, pero yo pienso que TG: Maverick sí lo logra. Y como ya mencioné en el riviú de Top Gun, la nostalgia no es un factor porque yo no recuerdo casi nada, y después de verla, tampoco cambia nada porque no recuerdo mucho.

Al igual que la película anterior, Top Gun: Maverick empieza con la descripción de significa “Top Gun”, y un montaje sobre aviones en un portaaviones junto a la canción Danger Zone de Kenny Loggins. ¿Dónde he visto esto antes? En fin, la única novedad es que actualizaron el texto de los pilotos para decir que también envían a mujeres a la escuela de pilotos, y que ahora dicha escuela se llama “Top Gun: Maverick”. Esto último no era la intención, pero como que no lo pensaron mejor porque ese es el título de la película.

El Capitán Pete “Maverick” Mitchell (Tom Cruise) se dedica a otros proyectos de aviación que no tienen nada que ver con enseñarle a los más jóvenes a pilotear aviones. El hombre tiene que ganarse la comida de alguna manera. Esto incluye destruir un avión experimental al intentar alcanzar una velocidad mayor a Mach 10. Y regularmente esto haría que metieran preso a Maverick otra vez, pero el destino hace que tenga que volverse instructor en Top Gun. De nuevo. Su primera vez como instructor sólo existe en la historia de las películas, al igual que su romance con Penny Benjamin (Jennifer Connelly), quien reemplaza a Charlie por no ser Jennifer Connelly.

Como yo realmente no me acuerdo de ningún nombre, solamente puedo escribir los que tienen un poco más de tiempo en pantalla: Bradley “Rooster” Bradshaw (Miles Teller), es el hijo de Goose y está enojado con Maverick; Natasha “Phoenix” Trace (Monica Barbaro), es la única mujer del grupo de la que te vas a acordar; Bob “Bob” Floyd (Lewis Pullman), es el copiloto de Phoenix; Reuben “Payback” Fitch (Jay Ellis) y Mickey “Fanboy” Garcia (Danny Ramirez) están en la película porque necesitan a más gente; y Jake “Hangman” Seresin (Glen Powell), es al que le quieres meter un destornillador entre los dientes.

Por supuesto, tienen que incluir al Almirante Tom “Iceman” Kazansky (Val Kilmer) de una manera u otra, y si has visto el documental Val (2021), pues tienen que manejarlo de una manera delicada y sensible. Yo entiendo que ese fue el caso. No voy a comentar más nada sobre el tema para no arruinar la experiencia.

Entonces, un piloto que no debería de estar volando, mucho menos instruyendo, y más que nada preso, es la mejor opción que tienen para enseñarle a los tenientes a intentar cumplir una misión imposible. Es como si se tratara de Mission: Impossible – Maverick. Y a diferencia de la película anterior que se trataba de preparar a los pilotos en combate aéreo, ahora los quieren llevar al límite de lo que los aviones aguantan. Dichos aviones son F-18s. Supongo porque a la hora de rodar la película los F-35s todavía estaban en período de pruebas y no iban a arriesgarlos haciendo acrobacias con Tom Cruise. Y ni hablar de drones y demás buques de guerra, porque de lo contrario no habría película.

Finalmente, el tercer acto consiste en dicha misión aérea para la que estaban entrenando y se lleva a cabo exactamente como te la estabas imaginando. Hasta tienen una cuenta regresiva para decirte que esto es en serio. Es predecible, pero al mismo tiempo es tan entretenido. Es una mejora sobre la película anterior, los aviones se ven más de cerca, están más cerca, toman más riesgos rodando la película.

Para concluir, Top Gun: Maverick no será la secuela que merecemos, pero es la que necesitamos ahora mismo, y una que mejora sobre la anterior, dándonos más de lo que realmente queremos ver, y mucho menos hombres semidesnudos.