Reviews con sabor a pollo

Morbius (2022)

Morbius (2022)
Publicado en Review por - May 31, 2022
Ver Trailer

Hablando de películas que no quería ver: Morbius. Basándose en la idea de hacer películas individuales de los enemigos/villanos/antihéroes del universo de Spider-Man, que Sony empezara con Venom (2018), tenemos otra película en la misma categoría que no es tonta ni entretenida, y que uno ve para decir que la vio. Al menos Morbius es un nombre más conocido que El Muerto, pero yo no soy nada para decirle a Sony en qué malgastar el dinero.

La película empieza con esa escena en la que el Dr. Michael Morbius (Jared Leto) pone su mano en una cueva para que unos murciélagos lo piquen. Esta escena carece de contexto, por lo que vamos al pasado, para conocer la vida de un joven Michael Morbius (Charlie Shotwell), mientras vivía en el asilo/hospital donde le hacían 3 transfusiones de sangre al día por su condición. Aquí es que conoce a un carajito con su misma condición, Lucian (Joseph Esson), pero absolutamente nadie lo llamará Lucian. De cariño lo llaman Milo, y hasta el doctor encargado del centro este, Emil Nicholas (Jared Harris), también lo llama Milo. Así que olvídense de su nombre, no hay respeto.

El caso es que el joven Morbius demuestra que es inteligente, por lo que puede hacer algo importante con su vida, y en un abrir y cerrar de ojos es un doctor internacionalmente reconocido y está en medio de una premiación de algo, quizás un Premio Nobel, por inventarse una sangre artificial. Sin embargo, el principal patrocinador de la investigación del Dr. Morbius es un tal Milo (Matt Smith). ¿En serio? De todas las personas que podían escoger para interpretar a Milo, ¿tenía que ser Matt Smith? Definitivamente no es el villano. Definitivamente no lo es. Me recuerda a este otro carajo, Harry Melling, en The Old Guard (2020).

El caso es que el Dr. Morbius tiene que obtener sus poderes de alguna forma, ¿y lo hace con la escena del principio de la película? No, olvídate que eso existe. Milo le contrata un buque con unos mercenarios para que la Dra. Martine Bancroft (Adria Arjona) le inyecte “la cura”. Dicho sea de paso, Martine se convierte en el interés romántico de la película, porque si hay algo que el libreto necesita es más clichés. Así es como el buen doctor se convierte en un vampiro y tiene poderes mágicos que ningún murciélago tendría. Al menos Spider-Man fue picado por una araña radiactiva.

Y tú sabes muy bien que Milo no es el villano de la película y que en ningún momento se inyectará “la cura” y obtendrá los mismos poderes vampíricos. Eso no puede pasar, sería demasiado cliché. La haría una película genérica y que nadie recordará. ¿Qué podría pasar? Entonces los agentes del FBI, Shroud (Tyrese Gibson) y Rodrigues (Al Madrigal), están investigando el caso de los muertos del buque y el único sospechoso en todo esto es un tal Michael Morbius.

La trama es todo tan apresurado con la finalidad de que haya peleas y que se vean los poderes de Michael Morbius. No sé cuál es la razón del humo generado a computadora, quizás es para dar a entender cuando activa sus poderes. Finalmente, Milo es un psicópata quien al obtener los poderes vampíricos decide matar a todo el que se le cruce, por muy buenas intenciones que tengan. Esto es basura.

Para concluir, Morbius es basura genérica que no será recordada por nadie.