Reviews con sabor a pollo

Iron Mask (2019)

El misterio del dragón

Iron Mask (2019)
Publicado en Review por - Aug 25, 2021
Ver Trailer

Hay películas que uno como ejecutivo ve y tiene que hacer lo imposible para que nunca salga al público y que nadie la vea más allá del selecto grupo que trabajó en ella. Ese es el caso de Viy 2 o Mystery of the Dragon Seal: Journey to China o Iron Mask. No sé cómo llegaron del segundo título al tercero, pero el tercero es más corto, el que aparece en los pósters, y el que voy a usar porque tengo que escribir menos. No tengo ni la más remota idea de qué tratará una película anterior a ésta, pues encontré que hay una Forbidden Kingdom (2014) que no debe confundirse con The Forbidden Kingdom (2008), y habrá una tercera parte en Viy3: Travel to India (2022).

Como nadie parece saber cuál es el nombre de la película, voy a decir que Iron Mask es el peor título porque si bien hay un personaje con una máscara de hierro que no es Leonardo Di Caprio en The Man in the Iron Mask (1998), éste no es el protagonista de la película ni la trama gira en torno a la susodicha máscara, sino a un viaje a China donde hay un dragón azul. Supongo que como se trata de una producción rusa, pues eligieron al personaje ruso para que representara el título de la película. Lo que sea, montro.

La película empieza con una leyenda sobre las pestañas de un dragón que llegan al suelo y sirven para fertilizar la tierra y que salgan unas matas cuyas hojas se usan para hacer té. ¿Dicho té tiene algún poder medicinal o alucinógeno? Según ellos, sí, pero nunca mostrarán esto en acción. Entonces hay un enfrentamiento entre los buenos y los malos, y el Maestro (Jackie Chan) y su hija la Princesa Cheng Lan (Xingtong Yao) terminan en diferentes partes del mundo. La Bruja (Li Ma) lo único que quiere es dinero y por eso es que se ha deshecho de los buenos. De paso quiere cortarle las pestañas al dragón, pero eso no tiene sentido porque sin pestañas no hay plantas, sin plantas no hay té, y sin té no hay dinero.

El caso es que el Maestro está encerrado en una torre prisión junto a zar Peter the Great (Yuri Kolokolnikov) quien tiene una máscara de hierro, y otro viejo más que no tiene nombre. El administrador de la prisión es James Hook (Arnold Schwarzenegger), quien le gusta pelear con los prisioneros para que se puedan ganar su libertad. Mientras tanto, Cheng Lan está encerrada en una prisión rusa junto a un tal cartógrafo Jonathan Green (Jason Flemyng). Aquí nos dan un resumen rápido y sin sentido de las aventuras de Green en la película anterior, así que si no la has visto, pues esto se ve tan apresurado como si quisieran abarcar más material del que tenían tiempo y presupuesto para hacer. Sólo cuando me siento a escribir esto es que me doy cuenta de que la película esta es una secuela, y que el montaje apresurado no fue pereza del director. No es que uno se pierda de nada, porque no es verdad que la vaya a ver ni a la que sigue tampoco.

Entonces, dado que Jackie Chan y Arnold Chucheniguel están en esta película, uno esperaría que tuvieran un papel protagónico, ¿verdad? Pues la protagonista del rollo es Cheng Lan, porque ella es la princesa que tiene que enfrentarse a la Bruja. Mientras tanto, Jonathan Green es el personaje que une a la trilogía porque la razón por la estamos aprendiendo sobre el problema del dragón es gracias a que Jonathan Green fue capturado en Rusia, lo dejaron en libertad porque su novia Emma Dudley (Anna Churina) movió influencias, y se va camino a China porque no puede devolverse a Inglaterra por donde mismo vino.

Y quizás el libreto es bueno, pero como yo no hice el más mínimo esfuerzo en averiguar cuál era el idioma original, sólo podía escuchar un diálogo muy extraño como si hubiesen doblado los diálogos en pos producción. Esto hace que además de que las voces no concuerden con los personajes, las voces salen cuando los personajes no hablan o dicen poco, y los efectos de sonido también se van por el caño. Las secuencias de acción tampoco son buenas y sufren de cortar a otro ángulo, lo cual me marea.

Con un diálogo machucado, un sonido atroz, unos personajes que uno no quiere ver, y una trama que no le da a uno de saber lo que va a pasar, ¿vale la pena seguir viendo Iron Mask? Vuelvo y repito que hay un zar con la máscara de hierro, y lo más probable que de ahí viene el título. Su rol es llevar un medallón que le da el Maestro para que la Princesa pueda controlar al dragón o una vaina así. Yo realmente no sé para qué sirve más que para convertirse en una navaja para cortarle las pestañas. Hablando de esto, la pelea final es de lo peor porque las jevas involucradas tienen el mismo disfraz, así que uno se imagina cuál es cuál por un machetazo que le dieron a una en la cara.

Para concluir, después de que terminé de ver Iron Mask, lo único que me quedó fue reírme por lo ridícula y mala que fue. Habitualmente cuando veo un clavo, estoy inclinado a ver las secuelas, pero como empecé por el segundo clavo de una trilogía, no estoy inclinado a ver ni la película anterior ni la que sigue.