Reviews con sabor a pollo

Cosmic Sin (2021)

Cosmic Sin (2021)
Publicado en Review por - May 26, 2021
Ver Trailer

Cosmic Sin sigue la misma línea de Breach (2020), al tener a los mismos guionistas Edward Drake y Corey Large, pero con más presupuesto y dando exactamente la misma respuesta a la inmortal pregunta ¿se puede poner peor? Bueno, pues, no sé cuál le dedicó más tiempo a cada libreto, pero uno copia la tarea del otro y prácticamente intentan usar la misma terminología para describir la tecnología como “quant” para definir “vainas sacadas del culo que no tienen nada que ver con física cuántica”.

La película empieza con pantallas negras y letras blancas describiendo algo de la historia de trasfondo mientras insertan fragmentos de una escena que no tiene absolutamente nada que ver con dichas legras blancas. El resumen es que hay una vaina que llaman Alliance o Alianza, que fue creada a partir de que la humanidad se ha expandido en el universo y el general James Ford (Bruce Willis) ordenó lanzar una Bomba-Q al planeta Zafdie para detener una rebelión. A partir de entonces le dieron de baja deshonrosa y ahora han pasado 5 años desde ese evento, cuando en algún planeta en el culo del universo un puesto de vigilancia hace “el primer encuentro” con una civilización extraterrestre.

Los militares, cuyo nombre no me interesa saber, contactan al general Ryle (Frank Grillo) para saber qué hacer con la situación. Y bien, una de las cosas en su lista es que busquen al general Ford para que sirva de consultor en la operación. En otras palabras, necesitamos a alguien a quien culpar en caso de que lancemos una Bomba-Q porque el general Ryle no se hará responsable de nada. No, en serio, no necesitas a Bruce Willis en esta película. Cuando uno ve el trailer, uno toma la idea de que él es el gancho para atraer a la gente para que vea la película esta, pero no, Frank Grillo es el gancho porque Willis tiene más tiempo en pantalla, a pesar de interpretar a un personaje inútil.

Entonces el fiel seguidor de James Ford es un tal Dash (Corey Large), que no sé lo que hace en la película, y a la misión se unen Braxton (Brandon Thomas Lee), un primo o algo del general, la Dra. Lea Goss (Perrey Reeves), ex esposa de Ford, y Fiona Ardene (Adelaide Kane), la ingeniera que activa la Bomba-Q, porque esa vaina es inestable. ¿Qué demonios? No había otra excusa para involucrarla en la película. ¿Cuál es la opinión del general Ford con relación al primer encuentro con la civilización extraterrestre? Preparen una Bomba-Q por si acaso. Y sólo por ese pedazo de consejo quieren que le devuelvan el rango y su pensión. Tremendo trabajo.

Los extraterrestres prácticamente se esparcen de la misma forma que en Breach, convirtiendo a la gente en zombi. Esta vez los zombis pueden hablar. Bueno, en su mayoría no pues solamente hacen sonidos con la boca y usan armas de fuego, pero hay uno de los zombis que sí habla. ¿Y de dónde viene el título “Cosmic Sin” si en verdad se trata de zombis cósmicos? Ah, pues, la Dra. Goss escribió una vez que era un “pecado cósmico” eliminar completamente a una civilización extraterrestre. Me imagino que si los extraterrestres convierten en zombi a otras civilizaciones entonces en teoría no están cometiendo el pecado cósmico. En fin, por razones que escapan mi entendimiento, en lugar de haber una guerra a gran escala, un puñado de gente viaja al planeta Ellora para resolver el problema extraterrestre.

¡¿Y puede ponerse peor?! Evidentemente, porque parece que el general Ryle hace lo que le dé la gana. Casualmente la operación se llama “Operación Cosmic Sin” porque efectivamente eso es lo que planean hacer. No se deciden si van a intentar interactuar con los extraterrestres antes de bombardearlos o si hay debates filosóficos que merezcan atención. No, los militares van a bombardear independientemente de lo que la gente diga. Y uno se pregunta entonces ¿para qué la Dra. Goss está en la película? Porque tampoco hace nada. Al general Ryle se le daña el traje y prácticamente lo sacan de la película. A otro soldado le disparan al cuello y desde entonces no hace más nada en la película. Entonces nos quedan Dash, que tiende a desaparecer porque su papel no es importante, Braxton porque es el único soldado que queda en este pleito, y Fiona Ardene porque es la ingeniera y sin ella no hay final. Hay más personajes innecesarios que no vale la pena mencionar pero de todas formas voy a mencionar a Sol Cantos (C.J. Perry), que solamente está para dispararle a varios zombis con un rifle gigante que parece que está hecho de cartón.

Todos los involucrados con Breach ahora tienen más dinero para hacer una película y lo gastan en más efectos especiales y accesorios para hacerla ver como una película moderna y no algo que rodaron en un patio. La ventaja de esto es que los personajes tienen menos líneas de diálogo, así que mientras menos hablan, mejor suena el libreto. Las cámaras las tambalean por ninguna buena razón, así que es lo que es.

Para concluir, Cosmic Sin es una película mala. ¿Qué esperabas? En cierta manera cumplen la última línea de Breach: “Quémenlos a todos”.