Reviews con sabor a pollo

Breach (2020)

Amenaza en el espacio

Breach (2020)
Publicado en Review por - May 19, 2021
Ver Trailer

Al ver el póster de una película como Breach asumes que se trata de una película mala, quizás muy-muy mala. Así que por curiosidad o por masoquismo te pones a verla y lo que te preguntas es ¿se puede poner peor? Por lo regular, la respuesta a esta pregunta es “sí”. Breach no es la excepción. Y sólo por curiosidad vi el trailer después de ver la película, y veo que quien editó el trailer no tenía nada con que trabajar para hacerla vendible.

Es el año 2242  (y si no lo es, no me importa), y la humanidad está escapando de la Tierra en naves espaciales hacia la Nueva Tierra. Yo no sé lo que está pasando en la Tierra, pero tienen que salvar a un puñado de humanos (unos 16 millones) y dejar atrás a unos 19 billones de humanos. Esto me recuerda mucho a Greenland (2020) porque pasa lo mismo con las naves para que un grupo se vaya, y el resto se revoltea porque también quiere sobrevivir. Entonces en medio del caos conocemos a tres personajes: Hayley (Kassandra Clementi), que es la jeva que manda, Lincoln (Corey Large), que hace de guardia interesado, y Noah (Cody Kearsley), quien parece un indigente que recogieron como obra de caridad.

Resulta que Lincoln tenía la misión de llevar a Hayley a la nave porque su padre es el almirante Adams (Thomas Jane), así que no pinta más nada en la película después de esto. Hayley se irá a dormir en animación suspendida por unos 6 meses en lo que la nave esta llega a la Nueva Tierra. Esto nos deja con Noah, quien trabajará como conserje, limpiando baños para la poca tripulación que estará despierta durante el viaje. ¿En serio? El pana que parece que está en la película por tener amarres con los productores es el protagonista. Noah es el tipo de personaje que yo pondría en una película para que lo maten rápido. Quizás el director tiene la intención de hacer que el personaje evolucione, pero ya te puedes imaginar el resultado.

Como Bruce Willis también tiene que pagar facturas, se aparece como uno de los miembros de la tripulación, interpretando al capitán Clay, cuyo único trabajo parece ser estar borracho todo el tiempo y supervisar a Noah en su trabajo de limpieza. Generalmente lo que se hace es darle un vaso vacío o con agua para hacer ver que el actor está tomando, pero me da la impresión que Bruce Willis llevó su propio alcohol para poder sobrevivir el rodaje de esta película. El caso es que Clay es un patán, así que tenemos que ver si el director tiene la intención de hacer que el personaje evolucione. Al menos aquí entendieron que necesitan tener a una tripulación despierta durante parte del viaje, algo que Passengers (2016) no aprendió a pesar de haber tenido mucho más dinero.

Entonces ¿cómo puede ponerse peor? Pues fácil, introduciendo a una babosa cósmica. Si Breach hubiese salido en la década de 1970, sería comparada con Alien (1979), pero como salió a finales del año 2020, hay que compararla con un charco de vómito de perro. Y creo que el charco es más entretenido. El caso es que la babosa cósmica transforma a un tripulante en zombi espacial, que a su vez convertirá a otros tripulantes en zombis espaciales, y de eso se trata, de “zombis en el espacio”. El título en español suena bastante acertado en este caso.

¿Cómo se salvará la tripulación de los zombis espaciales? Muy simple, haciendo que la película sea peor. Ahora no solamente se trata de la tripulación solamente, sino de la vida de los 300,000 pasajeros a bordo. No lo pensaron. Resulta que el almirante Adams tiene a un grupo de mercenarios que tiene la misma estrategia que el resto de la tripulación: morir gritando para convertirse en zombi. ¿Puede esto ponerse peor? ¡Ya sabes la respuesta!

Mientras que no tengo nada positivo que decir sobre Breach, me parece formidable el trabajo de construcción del set. Será un montón de piezas baratas conseguidas en la caja de desperdicio de una ferretería, pegadas juntas con cinta adhesiva, pero es mucho trabajo. Las cápsulas en las que la tripulación y los pasajeros dormirán por 6 meses se ven baratas y con diseños simples para ahorrar costos, y aún así es mucho trabajo.

Para concluir, Breach es una película mala. ¿Qué esperabas?