Reviews con sabor a pollo

Love and Monsters (2020)

Love and Monsters (2020)
Publicado en Review por - Apr 19, 2021
Ver Trailer

Love and Monsters es mejor de lo que esperaba, pero no es que esperaba mucho pues no sabía nada de la película hasta que un día apareció en Netflix, así que sin trailer y sin más nada que mi curiosidad me puse a verla y solamente del título estaba imaginándome algo parecido a Warm Bodies (2013), pero en el mundo de Monster Hunter (2020). Ugh, tengo que escribir sobre Monster Hunter

En un mundo post apocalíptico, insectos gigantes aterrorizan a lo que queda de la población mundial, donde solamente los sobrevivientes viven en búnkeres que llaman colonias. En un escenario igual de irónico que Snow Piercer (2013), intentando salvar a la humanidad de un meteorito, los químicos de los misiles que se usaron para reventar dicho meteorito mutaron a los insectos que se convirtieron en kaiju. ¿Por qué los químicos no mutaron a otros animales y/o humanos? ¿Qué pasó con los leones y los elefantes? No sé, pero solamente insectos porque son desagradables.

Joel (Dylan O’Brien) es un sobreviviente de uno de los búnkeres, el protagonista, y el narrador de esta historia. Casualmente también es el único soltero en el búnker, y mientras los demás están disfrutando de los placeres carnales, éste lo único que puede hacer es cocinar, ordeñar a una vaca, y hablar con un robot que no funciona. Cuando hay que buscar provisiones a la superficie, Joel no va con los demás sobrevivientes porque el miedo no lo deja. Y como los demás no hacen el esfuerzo de ayudarlo a superar sus miedos, pues simplemente no va para ningún lado. Antes de la tragedia apocalíptica tenía a una novia en Aimee (Jessica Henwick), y 7 años más adelante se entera de que está viva en otra colonia, a unas 80 millas de distancia.

Ahora, como lo dice el título “Love and Monsters“, ¿qué haría un pana soltero que está cachondo y la ex vive a 80 millas de distancia en medio de una jungla llena de insectos demoníacos? Pues cruzar dicha jungla para intentar llegar adonde la jevita. Y uno como que ya está viejo para estas mojigangas, pues pasaron 7 años desde la última vez que la vio, y lo sorprendente sería que no tuviera cargando a par de muchacho’. De hecho, lo extraño es que no hay bebés ni niños en este mundo. Quizás ese fue el efecto de los químicos en los humanos. Quizás también le quitó a Joel la habilidad de crecer bigote y barba a lo Tom Holland.

La película es nada fuera de lo ordinario hasta que Joel conoce a Clyde (Michael Rooker) y Minnow (Ariana Greenblatt). Éstos le enseñan el meneo de sobrevivir en la superficie rodeado de insectos carnívoros. Y que conste que Minnow es una carajita de 8 años (así que nació antes del meteorito). Lamentablemente se separan para seguir sus caminos. Sin embargo, la película es lo que es gracias a que a Joel lo empieza a seguir un perro llamado Boy, así que no solamente se trata de sobrevivir el viaje, también tiene que cuidar a y ser cuidado por un perro que se vuelve su mejor amigo en el viaje. Hasta en el fin del mundo necesitamos de perros, ese es el mensaje.

Para concluir, Love and Monsters es más entretenida de lo que estaba esperando y no será una obra maestra, pero mientras no me queje durante menos de dos horas, es suficientemente buena para perder el tiempo viéndola.