Reviews con sabor a pollo

In the Shadow of the Moon (2019)

Ocultos por la luna

In the Shadow of the Moon (2019)
Publicado en Review por - Oct 30, 2019
Ver Trailer

¿Qué pasa cuando tienes una idea sin acabar acerca de una película y te dan el dinero para realizarla? In the Shadow of the Moon es lo que pasa cuando una idea sin acabar se convierte en película de bajo presupuesto con la creencia que le podría interesar a alguien. Bueno, por algo la he visto. Para vivir arrepentido.

La película empieza con 3 individuos que lo único que tienen en común es estar con vida en Filadelfia una noche cualquiera. Un pianista en medio de un concierto, un cocinero flipeando jambergues, y una conductora de autobús son víctimas de una extraña enfermedad que les licúa el cerebro. Básicamente el mismo efecto de ver Inception (2010), pero con consecuencias letales.

Thomas Lockhart (Boyd Holbrook) un policía que está muy aburrido quiere investigar cuál es el meneo de las misteriosas muertes, y su compañero Winston Maddox (Bokeem Woodbine) como que no quiere nada de eso y prefiere vivir en paz. Así que los oficiales del deber y el orden meten sus narices en la investigación donde el detective Holt (Michael C. Hall) no está muy agradecido por su presencia. Ya saben, niños, si necesitan subir de policías ordinarios a detectives, sólo tienen que interferir con una investigación, pero sólo si logran resolver el caso.

El caso es que encuentran a la jeva responsable, Rya (Cleopatra Coleman), y por casualidad de la vida, ésta sabe más de la vida de Lockhart de lo que esperaba y termina como carne molida porque cuando dicen “cierren la estación de tren” no significa que los trenes van a dejar de funcionar. Ahora, lo que uno se pregunta es ¿Quién era esta jeva? ¿Por qué sabe que la hija de Lockhart nacería hoy? ¿Qué quiere decir con eso de “nos vemos pronto”? ¿Qué significa la imagen del principio con una bandera gringa con 5 estrellitas?

Para intentar responder a esas preguntas, pasamos del año 1988 al 1997, donde Lockhart es un padre viudo que no sabe cuidar de su pequeña hija Amy (Quincy Kirkwood). Misteriosamente, la misma jeva misteriosa vuelve a matar gente de forma misteriosa, y para entender de qué va la vaina, Lockhart vuelve a revisar la evidencia del caso anterior, que nadie se molestó en seguir investigando porque la asesina murió trágicamente. Y yo que no había visto el trailer nada más me decía “esta vaina es de viaje en el tiempo, ¿no verdá? ay, carajo, ¿por qué no vi el trailer? me hubiese ahorrado esto”.

Así lo que podemos concluir es que la jeva Rya se aparece cada 9 años, donde en cada uno de esos viajes mata a ciertas personas de su lista. Esto, amigos míos, es para alterar el futuro del cual vino, sin tomar en cuenta que esto crearía una paradoja porque sin los eventos del futuro ésta no viajaría al pasado. Si aplicáramos, en cambio, las reglas de Avengers: Endgame (2019) para crear un multiverso con cada asesinato que lleve a cabo, su futuro estaría igual de arruinado pero tiene la esperanza que las otras realidades no estén arruinadas.

La película no nos da la materia que necesitamos para satisfacer la curiosidad de los viajes en el tiempo y se enfoca en el estado mental de Thomas Lockhart, quien se obsesiona con intentar detenerla cada 9 años. Y para cubrir esa obsesión entonces se descuida, no trabaja, no come, no paga sus facturas, y no cuida a su hija. Todo el mundo vive su vida, pero él se olvida de todo. Qué líder. Creo que este es el punto de la película, enfocarse en el personaje de Boyd Holbrook, quien en un futuro quizás será más convincente, pero esta no es la película para hacerlo.

Para concluir, uno tiene que preguntarse si lo que ofrece In the Shadow of the Moon es suficientemente fresco y diferente como para que valga la pena verla, y la respuesta “bueno, manito, la idea es diferente, pero falta pulirla”.