Reviews con sabor a pollo

Lion (2016)

Lion (2016)
Publicado en Review por - Dec 21, 2016
Ver Trailer

Lion se basa ne la historia de Saroo Brierley, quien se perdió siendo un niño y que posteriormente fue adoptado por una pareja australiana, y que luego un poco más de dos décadas decide buscar a su familia biológica. Como la historia ya está escrita, la pregunta que queda es cuán buena es la entrega partiendo del hecho que está “basada en una historia real”.

Es el año 1986 en Khandwa, India, y el pequeño Saroo (Sunny Pawa) y su hermano mayor Guddu (Abhishek Bharate) roban carbón de un tren para poder comprar leche y alimentar (un chin) a su familia. Prácticamente se los está llevando el diablo en la pobreza. La única descripción que tiene Saroo de su madre (Priyanka Bose) es que trabaja cargando piedras, y ya uno se puede imaginar que no es suficiente para mantenerlos.

Una noche cualquiera Guddu va a su trabajo nocturno que consiste en cargar basura, y su hermanito Saroo fuñó tanto que no tuvo más remedio que llevárselo, sólo para que el mocoso se quedara dormido en un banquillo de una estación de tren. Guddu dijo que volvería pronto, y como Saroo no se quedó quieto, terminó montándose en un tren que lo dejó en Calcuta (actualmente, Kolkata), a unos 1,600 Kilómetros al este de Khandwa. Un carajito de 5 años pasa las de Caín porque termina perdido en una ciudad donde no habla el idioma local (bengalí), sin mencionar que cualquier descripción de su hogar no sirve de nada para ayudarlo.

Esta es la primera parte de la película, y Sunny Pawa debe ser unos de los niños más adorables jamás plasmado en una pantalla de cine. A pesar de que éste no habla mucho (no se puede pretender que un chamaquito sepa más que su nombre), entendemos por lo que está pasando y en ningún momento le deseamos nada malo. Hay par de ocasiones en que no entendía lo que estaba pasando, pero definitivamente no era nada bueno y por suerte se libró de eso. El pequeño Saroo termina en una especia de orfanato y eventualmente es adoptado por una pareja en Tasmania, Australia, donde vivirá en la civilización, con electricidad, comida, y eventualmente un hermano adoptado con problemas mentales, Mantosh (Keshav Jadhav).

Sue (Nicole Kidman) y John (David Wenham) tienen sus razones (emotivas) para adoptar a estos niños, y no se trata de que Sue va a devorar sus almas cuando duermen. Hay un momento en que cualquier niño adoptado se interesa en conocer su pasado, y más cuando es separado por su familia accidentalmente y termina en otro país hablando otro idioma. Así, 20 años más adelante Saroo (Dev Patel) de repente se interesa en buscar a su madre biológica y a su hermano Guddu porque en una conversación surge que él no es oriundo de Calcuta.

Esta búsqueda obsesiva se convierte en un problema porque no habla con su madre Sue por miedo a que se pueda interpretar como ingratitud, y pone una carga en su relación con Lucy (Rooney Mara), quien realmente no tiene mucha importancia en la historia. Uno tiene una idea de cómo terminará todo esto, pero aún así imposible tener un corazón tan duro como para no encontrar satisfacción al final de la película. Yo le echo la culpa a la doña que estaba sentada detrás de mí picando cebollas.

Para concluir, Lion es una película reconfortante acerca de un hombre que quiere reconectarse con su familia cuando se perdió a la edad de 5 años. La música y la edición ayudan con el impacto que tiene el reencuentro, que es una de las cosas más positivas que he visto en este 2016. Ahora de por qué la película se llama “Lion”, eso es algo que uno se puede hacer una idea, pero que la confirmación está en las palabras antes de los créditos.