Reviews con sabor a pollo

Star Trek Beyond (2016)

Star Trek: Sin Límites

Star Trek Beyond (2016)
Publicado en Review por - Aug 03, 2016
Ver Trailer

Luego de dos entregas cargadas de esteroides y adrenalina que fueron Star Trek (2009) y Star Trek: Into Darkness (2013), llega una tercera película que te dice que quizás ya es hora de tomarlo con calma y recordar la serie original que iniciara hace 50 años atrás. Star Trek Beyond intenta ser más lenta y trabajar mejor a los personajes que conforman la tripulación de la nave U.S.S. Enterprise, pero entonces tienen que entrar frenéticamente en secuencias de acción y darnos a entender que quizás la UFP es una milicia.

La película empieza con un James Kirk (Chris Pine) preguntándose su lugar en el universo, pues es una de las vainas que vienen con la edad, especialmente cuando tu padre creía en la Federación y tú en lo que estabas interesado era en fuñir la paciencia. Esta vez el capitán Kirk está más calmado y ya no le hierve la sangre como antes, sino que toma riesgos más calculados. Uno podría decir que ha madurado y ya no es el mujeriego de antes. Mientras tanto, el Sr. Spock (Zachary Quinto) está cuestionándose si ha hecho suficiente para su raza que está en peligro de extinción.

Uno esperaría que resolvamos estas preguntas filosóficamente, pero hay que recordar que esto es una película de acción. Así tenemos que hay un vampiro que parece sacado de los Power Rangers, cuyo único plan es destruir la UFP, empezando por una burbuja de cristal llamada Yorktown. ¿Qué es lo que quiere Krall (Idris Elba)? Para eso tendrás que ver la película, pero sus razones realmente no me interesan, y dado que tiene un ejército suicida, pierde todo tipo de grandeza y es otro villano más que no voy a recordar. Con todos los defectos de las películas anteriores, al menos recuerdo al idiota que falló salvando a su planeta, y a Benedict Cumberbatch. De Krall sólo voy a recordar que a Idris Elba se le hacía difícil hablar porque parece que la máscara le tapaba la nariz. Así echan a perder el talento de Idris Elba.

Spock está caliente con Uhura (Zoe Saldaña) por “razones”, Sulu (John Cho) es gay para rendirle tributo al maravilloso George Takei, Chekov (Anton Yelchin) y Scotty (Simon Pegg) pueden arreglarlo todo, y Bones (Karl Urban) termina como el alivio cómico. ¿Qué significa esto? Que Simon Pegg y Doug Jung conocen a los personajes para darles algo que decir y hacer. Esta vez exploramos la relación Bones-Spock, en la que no hay la misma camaradería que en la relación Kirk-Spock porque Bones considera que Spock es un pesado. Lo es, y es imposible no reírse.

Krall lo que quiere es encontrar un arma antigua para hacer lo mismo que todos los villanos. En esta ocasión, el McGuffin parece una caja con 3 semillas de cajuil y una vez activado sale una cuestión que se parece al Aether en Thor: The Dark World (2013). Así quiere acabar con la comunidad que está compuesta 99% de humanos. Jaylah (Sofia Boutella) es una jeva que no quiere estar cerca de nada que tenga que ver con Krall, y sólo quiere irse lo más lejos posible. Lo que me encuentro extraño es que sepa hablar muy bien el inglés, pero no sé cuánto tiempo tiene practicando, así que realmente no importa.

Algunas veces los efectos visuales se ven terriblemente falsos. Tú y yo sabemos que una película como Star Trek Beyond tiene que usar y abusar de los efectos visuales, pero cuando piensas que la imagen está generada a computadora y se ve falsa en lugar de pensar en el contenido, entonces sabes que hay un problema. En general están bien hechos. Las secuencias de acción son otro tema. No me gusta que las peleas se vean borrosas y menos cuando los lentes 3D no aportan absolutamente nada. Sin embargo, me agrada cuando muestran otros ángules más inusuales, lo cual puede traer quejas de parte de otra gente pero no de mi persona.

Para concluir, Star Trek Beyond es una película entretenida que no está sobrecargada como las dos entregas anteriores, sino que se toma su tiempo para que logres asimilar lo que está pasando y puedas decir lo que van a hacer los personajes antes de que lo hagan. Algunos dirán que eso la hace predecible, pero yo digo que eso no importa, y que es mejor prestarle atención al tributo que le hacen a Leonard Nimoy y la tripulación original.