Reviews con sabor a pollo

The Fault In Our Stars (2014)

Bajo la misma estrella

The Fault In Our Stars (2014)
Publicado en Review por - Jun 13, 2014
Ver Trailer

The Fault In Our Stars es la adaptación a filme del libro del mismo nombre del escritor estadounidense John Green. Por supuesto que el libro es mejor que la película, eso es un hecho, pero no por ello debe restársele mérito a lo que han plasmado en la pantalla grande. Me parece que es una buena adaptación, y que a pesar de que cortan muchos detalles, se mantiene el tema central que es el romance de dos adolescentes que luchan contra el cáncer. No catalogaría The Fault In Our Stars como una comedia romántica, pues para eso habría que forzar la definición de comedia para incluir pacientes de cáncer.

Shailene Woodley interpreta a la joven Hazel Grace Lancaster, de 16 años, residente en algún suburbio de Indiana. Hazel Grace nos cuenta por medio de un voice over quién es, a qué se dedica, y los pormenores de su enfermedad terminal, cáncer de tiroides fase IV. Me agrada esta Shailene Woodly que parece más una chica común, y no a la excusa de heroína en Divergent (2014). Aquí, al menos, se puede apreciar su talento como actriz al mostrarnos a esta Hazel Grace que es un poco insegura, pero que tiene carácter. Su madre (Laura Dern) insiste en que debe ir a un grupo de apoyo para niños con cáncer que se reúne “literalmente” en el corazón de Jesús, en alguna iglesia del pueblo. Laura Dern casi todo el tiempo está demasiada feliz, lo cual me lleva a pensar que alguien más está consumiendo los medicamentos de Hazel.

Bien, pues en este grupo de apoyo es que Hazel Grace se encuentra con su hermano Caleb conoce a un tal Augustus Waters (Ansel Elgort), un muchacho que tenía un poco de osteosarcoma por lo que hubo que amputarle parte de una pierna. Yo hubiera creído que debido a esto se le hace difícil manejar, pero en la película lo que nos muestran es que él simplemente no da para eso. Lo que ha derivado bien el libreto del libro es la personalidad de este Augustus Waters, cuyas frases me hacían reaccionar con un “no estaba esperando eso”.  Así este Gus muestra un aire de seguridad, cuyo miedo más grande es que deje este mundo y la humanidad no lo recuerde. Hazel decide que sólo pueden ser amigos por las consecuencias que emocionales que lleva estar atado a una bomba de tiempo.

La película empieza con un humor negro, chistes sarcásticos, y situaciones incómodas que en cierta forma hacen que uno como espectador se sienta alegre pero, como buen producto de Hollywood, vendrá el momento para las lágrimas. Las risas toman una pausa para introducir al escritor favorito de Hazel, el autor de “An Imperial Affliction”, Peter Van Houten (Willem Dafoe), quien vive aislado del mundo en Amsterdam. Yo no hubiera esperado a nadie más que Willem Dafoe para que interpretara a Van Houten, cualquier otro actor lo hubiera considerado como una mala decisión. Después de la introducción de Van Houten es que la película empieza a destruir a muchas personas como si se tratara de un martillo jugando con vasijas de porcelana. En otras palabras, hay jevas que empiezan a llorar, y para estos momentos es que nos estaba preparando la primera parte del filme, ablandándonos con su humor negro y su sarcasmo.

En general, me parece que es una película entretenida con buenas actuaciones de Shailene Woodley y Ansel Egort, y un libreto que no suena para nada como la mayoría de las comedias románticas que considero como pérdidas de tiempo. Sí, tiene sus defectos, como el hecho de resumir tanto el material original que Hazel y Gus no parecen tener una vida más allá de ellos mismos (ni estudios, ni amigos, etc.), o cómo es que muchas frases inteligentes fueron sacadas para poner las más populares y las que llevaran mejor la historia, pero en fin. En cada adaptación siempre hay un precio a pagar, y creo que en este caso puede incentivar a más gente a leer el libro escrito John Green.

En conclusión, si te gustó el libro The Fault In Our Stars, es probable que te agrade la película como un complemento audiovisual al mismo, pero de todas maneras creo que no es un requerimiento y que puede valerse por sí misma. Por supuesto, es un romance adolescente mezclado con cáncer así que te puedes hacer una idea de por dónde es que va la trama. La selección de la banda sonora algunas veces me pareció extraña, pero otras veces pareciera como si estuviera indicándonos cuánta tristeza es la que debemos sentir, porque esa es la vaina sobre el dolor– demanda ser sentido.