El baúl de los recuerdos

Last Action Hero (1993)

El último gran héroe

Last Action Hero (1993)
Publicado en El Baúl, Review por - May 19, 2014
Ver Trailer

Last Action Hero  es una colección aleatoria de escenas que parodian a las películas de acción de las décadas de los 1980’s y los 1990’s. En otras palabras, es una película mal hecha que resalta lo mal hecho o lo fascinante que tienen las películas de acción de aquella época y que, sin más remedio alguno, muchas películas de este milenio copian parte de esa fórmula. No hay mejor forma de parodiar a las películas de acción de Arnold Schwarzenegger que presentando una película extremadamente ridícula dentro de Last Action Hero.

Mi hacha la compré en IKEA.

Mi hacha la compré en IKEA.

Jack Slater (Arnold Schwarzenegger) es el héroe de acción favorito de Danny Madigan (Austin O’Brien), quien por lo visto tiene acceso privilegiado al cine porque puede ir a cualquier hora a ver cualquiera de las secuelas de Jack Slater sin aportar un centavo. No sólo eso, sino que cuando el joven Danny asiste a clases, sólo se la pasa imaginándose escenarios en que Jack Slater puede salvar el día. Este niño sólo piensa en violencia y en cómo su héroe resuelve todo con balas, lo cual no se limita a un corto chuarcheniguerizado de Hamlet. Quizás es porque han pasado casi 20 años desde la primera vez que vi esta película, pero me causa risa ver las situaciones ridículas de Jack Slater. Probablemente mi reacción en aquel entonces fue “guau, qué chulo”, pero ahora es un “guau, qué ridículo, jajaja”.

En fin, el proyeccionista del cine le da a Danny la oportunidad de ver a “Jack Slater IV” antes de la premiere, lo cual introduce la parte más extraña de la película. Houdini una vez fue a dicho cine, y le dio un ticket mágico al ahora proyeccionista Nick (Robert Prosky), el problema es que nunca le dijo cómo funcionaba o lo jabladora que se volvería esta película al introducir dicho artefacto mágico. Este ticket le da el poder a cualquier persona de transportarse a la película que se esté proyectando. Muchos estarán pensando en protagonizar una película porno, pero como me dan miedo las enfermedades venéreas, posiblemente elija una con robots gigantes.

Hablando de personajes de acción unidimensionales...

Hablando de personajes de acción unidimensionales…

Así, mientras Danny es el único en la sala de cine disfrutanto la película dentro de la película, queda atrapado en el carro de Jack Slater en una persecusión que involucra dinamita, balas, y explosiones sin razón (Michael Bay estaría orgulloso). ¿Ya mencioné por qué es que me gusta esta película? Jack Slater IV está plagada de todos los clichés habidos y por haber en las películas de acción, es ridícula a más no poder, y ese es el punto. Esto incluye las sabias palabras de Jack Slater “vivirás para disfrutar todas las gloriosas frutas que la vida tiene que ofrecer, acné, afeitarse, eyaculación precoz, y tu primer divorcio”. Palabras sabias, Jack. Palabras sabias.

Una de las razones por la que muchos esperábamos una película de Stallone y Chucheniguel.

Una de las razones por la que muchos esperábamos una película de Stallone y Chucheniguel.

Danny se da a la tarea de convencer a Jack Slater de que hay un cuarto muro, y que su personalidad y sus acciones están limitadas a la creatividad de los guionistas. Danny tiene razón, y su conocimiento acerca de la película es lo que ayuda a Jack a resolver el caso, o a empeorarlo, porque un asesino llamado Tywin Lannister Benedict (Charles Dance) se vuelve más peligroso con lo que aprende de Danny. Sin embargo, la película dentro de la película no tiene mucho sentido que digamos, como dije anteriormente, se ve como una colección de escenas aleatorias. También se nota que no filmaron ciertas escenas porque en un diálogo mencionan que alguien se infiltró a una morgue, y lo próximo que sabemos es que hay un cadáver flatulento en un funeral.

Pero qué villano.

Pero qué villano.

Los villanos siempre intentarán hacer villanadas aunque no tengan ningún motivo para hacerlo, y los héroes siempre van a detenerlos porque eso es lo que hacen los héroes de acción. Todo mientras alguna canción de AC/DC suena en el fondo. En el mundo del cine todo es posible, por lo que en las películas de Jack Slater puede haber de todo un poco, lo cual incluye la breve aparición de un gato animado.

Ahora bien, las reglas de la “realidad” por las que Last Action Hero  se rige no parecen tener ningún efecto sobre ciertos personajes, como La Muerte (Ian McKellen) salida de la película The Seventh Seal (1957), por lo que debo de concluir que si a alguien se le ocurriera sacar a Jason Vorhees de las películas de Viernes 13 o a Freddy Krueger, el mundo estaría en graves problemas. Pero entonces hay un ticket mágico y Jack Slater no tiene poderes sobrehumanos, así que es inútil estar pensando en escenarios hipotéticos.

Ese extraño momento que te caes mal a ti mismo.

Ese extraño momento que te caes mal a ti mismo.

Conclusión

Last Action Hero  es una joya del pasado que nos recuerda cuán ridículas eran las películas de acción. No es que el panorama haya cambiado mucho desde entonces, pero es bueno saber que alguien hizo el trabajo de resaltar todos los clichés en un solo filme. “Jack Slater III” y “Jack Slater IV” tienen que ser ridículas porque ese es el punto, una vez Jack y Danny están en el mundo real, las cosas no marchan tan bien como esperaban.

Los asombrosos poderes de Sir Ian McKellen se mantienen independientemente de si está en una película o no.

Los asombrosos poderes de Sir Ian McKellen se mantienen independientemente de si está en una película o no.