Reviews con sabor a pollo

Al Sur de la Inocencia (2014)

Al Sur de la Inocencia (2014)
Publicado en Review por - Apr 25, 2014
Ver Trailer

Al sur de la inocencia o guía turística dramática. La verdad es que me he quedado sin mucho que decir de esta película; largometraje de inicio prometedor que como helado en tiempo de verano se va aguando más y más según avanza el día. Tomas de los paisajes del sur dominicano demoledoramente bellos sin duda alguna, pero que dejan de lado su dura realidad. Adjunto al deleite de imágenes están tres personajes bien logrados pero con una historia que pierde su objetivo o simplemente no lo logra.

La historia inicia con la narración de uno de los personajes principales, Andrés (Christian Álvarez) contando cuan harto está de su rutinaria vida de niño rico. Acto seguido pasan a la escena de una chica en un avión escribiendo sus metas en una especie de diario, la chica en cuestión es la hermanastra de Andrés, Vera (Sarah Jorge) quien está regresando al país luego de terminar sus estudios en Estados Unidos. Al llegar a casa, Andrés y Vera se encuentran con los preparativos de una fiesta de bienvenida y cumpleaños para Vera, inmediatamente afloran los problemas entre Andrés y su madrastra, además del hecho de que su padre lleva varios días desaparecidos. Durante la fiesta, Vera discute con su novio formal, esta situación es vista por el fotógrafo del evento, Santiago (Frank Perozo), quien inmediatamente tiene un acercamiento con la chica. Mientras la sofisticada fiesta fluye, el inconforme y amargado Andrés va al despacho de su padre y se encuentra por sorpresa con él. El padre de Andrés luce muy alterado, le entrega varios documentos y le pide que lo deje solo. Cuando Andrés sale del despacho hacia la entrada se encuentra con su hermanastra Vera y su madrastra enfrentadas a la policía quienes exigen entrar a la casa en búsqueda del padre de Andrés, sobre el cual pesa una fuerte acusación. Mientras discuten se escucha un disparo en el fondo, y a partir de aquel momento la vida de Andrés y Vera cambiarán por completo.

La película está bien hecha, pero su guión es simplemente flojo y sin aparente fin alguno. Para comenzar, el vestuario me gustó mucho, pues no peca de exageraciones ni ser algo dejado a la ligera lo cual va de la mano con la atmósfera sencilla del film. Lo mismo con las locaciones, es costumbre ver que en las películas dominicanas se suelen poner lugares pocos realistas a nuestro entorno; las habitaciones, cocinas, baños y las casas en general suelen parecer sacadas de alguna revista de decoración de Ikea. Las tomas de los paisajes y del recorrido de los protagonista en el emblemático MINI Cooper me parecieron buenas, aunque por alguna razón equivocada optaron por una luna vista a través del telescopio en por lo menos dos ocasiones. La escena de la pesadilla del personaje de Andrés me gustó mucho pues es una manera diferente en nuestro cine de agregar suspenso e intriga a la cinta.

¿Y qué pasa con la sobresaturación de la gran pantalla con Frank Perozo? El chico no es mal actor, ¡pero por los dioses!, no puede ser el único buen actor de estas tierras. Y de hecho esta vez debo decir que la palma en cuanto a actuación no se la lleva él, “el favorito”, sino que las miradas se vuelcan hacia Christian Álvarez quien logra una interpretación natural y fresca. En cuanto a la chica Sarah Jorge, pues, bien. No sé a ustedes, pero el personaje del colombiano me pareció exagerado además de innecesario.

Hay unos cuantos puntos en la película que pueden causar cierta comezón al espectador y son: ¿Por qué hablan en inglés en algunas ocasiones sin necesidad alguna? ¿Cómo rayos muere un surfista en la orilla de la playa a la que supuestamente está habituado? Y por cierto, para ser una película que enfatiza en el sur, hay demasiados blancos y pocos negros, la película debió llamarse “Los blanquitos en el sur de la inocencia”. ¿Y por qué “la inocencia” en el título? Díganme mal pensada, pero con ese título y el cartel con el MINI Cooper yendo al “sur” yo me esperaba un santo bacanal en escena, la pérdida de la inocencia de alguien literalmente, pero supongo que en cuanto a erotismo en la gran pantalla, distamos mucho todavía.

“Al Sur de la Inocencia” inicia abrumadoramente prometedora, pero las esperanza de que algo emocionante pase, o un giro de eventos inesperadamente genial simplemente no se dan. Para mí es una de las películas mejor hechas hasta ahora, su director Héctor Valdez debe continuar haciendo películas, definitivamente. El problema creo que está en el guión, da la impresión de que en medio de la trama se pierde el objetivo y al final quiere dejar un mensaje de muerte/renacimiento, pero lamentablemente el espectador se queda en mente con el odioso “¿y entonces?”

2 thoughts on “Al Sur de la Inocencia (2014)

  1. Yo la ví, y estoy de acuerdo en la mayoría de las cosa contigo. Aunque a mi me parece que Frank Perozo si es el mejor actor de esta película.

    Entiendo lo que dices del objetivo de la película. Creo que esta es una película “distraida”, ella tiene un objetivo y trata de llevarlo a cabo, pero como que se distrae entre filosofías que no tienen que ver, dar paseo por los parajes más bonitos del sur, meter personajes y situaciones que no son parte del objetivo principal, prestarle mucha atención al carro y a las propiedades. Yo entiendo que el titulo tampoco va con la película como tu dices.

    Ojala que sigan haciendo muchas películas dominicanas y que los dominicano ayudemos con nuestro buen juicio a premiar las películas que realmente se merecen premios, mientras tanto esta se merece sus 3 estrellitas, también estamos iguales ahí.

  2. No me parece que haya escasez de mestizos y negros. El señor del hostal y compañía está justificado por su origen extranjero, y hay bastantes indios y morenitos, como los niños, los haitianos y el sureño que habla con la R. Pero estoy de acuerdo en que la película se desinfla y pasa menos de lo que prometía.