El baúl de los recuerdos

Enemy Mine (1985)

Enemigo mío

Enemy Mine (1985)
Publicado en El Baúl, Review por - Feb 05, 2014
Ver Trailer

Enemy Mine  es una película de ciencia ficción acerca de un humano y un alienígena que se quedan varados en un planeta desconocido más por terqueza del humano que por cualquier otra razón. A los 30 años de su lanzamiento, sólo puedo decir que se siente lenta y que los efectos especiales no han añejado muy bien. Ni siquiera el póster deja en claro el título de la película porque dice “mine” en un lugar poco conveniente.

Willis E. Davidge (Dennis Quaid) es quien hace de narrador cuando necesitamos algo de orientación, excepto en el final, cuando alguien más desempeña esa función sin ninguna explicación. No importa. Lo importante es que este señor nos cuenta que al final del Siglo XXI, las naciones de la Tierra finalmente están en paz y se han dedicado a explorar y colonizar los rincones más lejanos del espacio. Esto es, hasta que se topan con una raza alienígena llamada “Drac”, del planeta Dracon, que no les dejan a los humanos estar a sus anchas en el espacio.

¡Piu piu piu!

¡Piu piu piu!

¡Al diablo con las explicaciones! ¡Veamos una batalla espacial! Y así empieza la película, luego de una breve explicación se van a una breve batalla con los alienígenas, en la que Willis Davidge es uno de los pilotos. A pesar de las advertencias de su ingeniero de vuelo, Davidge sigue persiguiendo testarudamente a una nave drac, demasiado cerca de la atmósfera del planeta Fyrine IV. Demás está decir que ambas naves aterrizan de mala manera en este planeta volcánico y los únicos sobrevivientes son Davidge y este alienígenea que considera su enemigo a muerte. Mostrando cuán bueno son los humanos trabajando en equipo, Davidge es abandonado por tiempo indefinido en este planeta. Claro, porque asumimos que murió incinerado en la atmósfera de Fyrine IV.

A eso hemos llegado, a brechar dracs desnudos.

A eso hemos llegado, a brechar dracs desnudos.

Tomando en cuenta que esta película salió en diciembre del 1985, debo decir que la ambientación del planeta es muy buena, se parece a los episodios de Star Trek. En el pedazo de planeta donde caen tiene sus estaciones del año, la lluvia no es ácida, y a veces llueve fuegos artificiales. Vamos a decir que la atmósfera del planeta es compatible tanto para los humanos como para los dracs, porque de lo contrario no habría película. El drac, quien lo adelante se llamará Jerry (Louis Gossett Jr.), tiene sus razones para no terminar con el terrícola. Resulta que estar solo en un planeta es peor que estar solo en un planeta con alguien que te quiere matar.

Aprende a hablar mi idioma para que pueda insultarte.

Aprende a hablar mi idioma para que pueda insultarte.

Ahorrándonos tiempo, Jerry aprende a hablar el lenguaje terrícola (espero que algún día el lenguaje universal no sea inglés), y Davidge aprende un poco del lenguaje drac, que suena como si estuvieran haciendo gárgaras. Gracias a esto, Jerry puede contarnos más de su planeta y su cultura, que se parece mucho a la humana con ligeras modificaciones. Lo que me gusta de todo esto es que a Davidge le va creciendo la barba y el cabello para hacernos entender que sí está pasando el tiempo y que sí lo están tomando en cuenta. Ahora para un giro raro, los dracs son una especie rara de hermafroditas, y Jerry de repente se vuelve afeminado y embarazado. No tengo nada en contra de los afeminados, pero un alienígena cuyo comportamiento cambia tan radicalmente es algo que sólo se lo atribuía a los peces payaso.

El estrógeno te enseñó a tejer.

El estrógeno te enseñó a tejer.

Por supuesto, luego de lo que parece una oportunidad para la paz entre humanos y dracs, tienen que buscar la forma de sacarlos del planeta, así que para esto debe haber un enemigo común. El título de la película es “Enemy Mine” que, haciendo alusión a la forma en que habla Jerry, se traduce a “Enemigo mío”, o bien puede traducirse a “Mina enemiga”. La razón por la que empecé a ver esta película hace todos los años del mundo fue porque nos la mercadearon con la primera traducción, porque no creo que haya sido buena estrategia venderla en Latinoamérica como “Mina enemiga”. Así pasamos a la mina enemiga, donde todos los conflictos entre dracs y humanos se resuelven con violencia, y el cómo fue que llegamos a esta trama raya con lo inverosímil a conveniencia del libreto.

Tenger cinco dedos es mejor.

Tenger cinco dedos es mejor.

Conclusión

Enemy Mine  es una película que sólo podría volver a ver si la olvidara completamente. Los efectos especiales de la época muestran sus años, pero no por eso los menosprecio, es gracias a estos que tenemos los efectos de hoy en día. Lo fascinante de la historia es la interacción entre Davidge y Jerry, la diferencias en las culturas, y las explicaciones que dan para cada cosa. Tiene un final feliz como se podía esperar.

Vive hoy. Pepsi, tienes 70 años para que esto sea una realidad.

Vive hoy. Pepsi, tienes 70 años para que esto sea una realidad.