El baúl de los recuerdos

Supergirl (1984)

Supergirl (1984)
Publicado en El Baúl, Review por - Jun 12, 2013

Supergirl es una abominación, y es un insulto considerarla como una películ. Está compuesta por un montón de escenas sin sentido que no aportan nada, y que me hacen desear que haya un universo paralelo en que semejante desastre no existiera. Me alegra saber que la mayoría de las personas con las que he hablado no recuerdan o no han visto esta abominación, pero está la tragedia que tuve que volver a verla sólo para escribir este review. Si tan sólo hubiera una forma de borrar mis recuerdos y nunca más recordar este desastre…

¿Qué podría salir mal?

¿Qué podría salir mal?

La abominación empieza con una escena en– ¿quiénes son estas gentes? Aparentemente, son sobrevivientes de Krypton que viven sobre una roca flotante en una ciudad llamada “Argo City”, en alguna dimensión rara y sin sentido llamada “espacio interior” (que obviamente es diferente al “espacio exterior”). Aquí conocemos a un idiota llamado Zaltar (Peter O’Toole) que de alguna manera está obsesionado con la Tierra–tú sabes– el planeta al que Kal-El se fue a vivir por voluntad propia porque cierto otro planeta explotó, pero a nadie parece importarle ese detalle así que pueden seguir sus vidas indiferentes en la roca flotante.

Ay, creo que todos vamos a morir.

Ay, creo que todos vamos a morir.

En Argo City también conocemos a una idiota llamada Kara Zor-El, prima de Kal-El, y quizás la persona menos inteligente de toda la ciudad (seguida muy de cerca por Zaltar). El caso es que ambos son los responsables de llevar a la ciudad a su extinción de la manera más estúpida posible: mientras Kara estaba jugando con la fuente de poder de la ciudad (el omegahedron), accidentalmente hace un agujero en una ventana, condenando a la ciudad a su perdición, y haciendo que el omegahedron se vaya por dicho agujero.

Supergirl

Superpoder inútil: Hacer florecer una flor recién desprendida.

Superpoder inútil: Hacer florecer una flor recién desprendida.

Helen Slater interpreta a Kara Zor-El / Supergirl, y si alguna vez has visto la serie de televisión Smallville, quizás la puedas identificar como Lara-El, la madre de Kal-El. Uno de sus superpoderes es la fabricación de ropa al instante, el cual usa una vez llega a la Tierra para tener un traje parecido al de Superman, y no nos dan ninguna explicación al respecto. Detesto a esta tipa porque no tiene sentido de urgencia, ya que al llegar a la Tierra lo primero que hace es ponerse a saltar de arriba a abajo y esperar a que caiga la noche para ponerse a buscar el omegahedron. Su primera interacción con la raza humana es con dos camioneros que intentan violarla. ¿Por qué? Porque ellos son así, y como fracasaron esta vez, habrá una infeliz víctima en un futuro muy cercano. ¿Mencioné que odio esta película?

No vamos ayudar a nadie hasta que sea demasiado tarde.

No vamos ayudar a nadie hasta que sea demasiado tarde.

Siguiendo con el comportamiento sin sentido de Kara, ésta se inscribe por alguna razón que jamás entenderemos en un colegio privado. Aquí conoce a la hermana de Luisa Lane, Lucy Lane (Maureen Teefy), que no agrega nada importante a la historia, pero que se hacen amigas inmediatamente porque el alter-ego humano de Kara, Linda Lee, es prima de Clark Kent. El personaje de Supergirl simplemente sigue poniéndose peor a medida que pasan los minutos, incluyendo un romance forzado y un viaje a la Zona Fantasma. Dicho esto, no me gustó la actuación de Helen Slater. Se ve bien en el traje de Superchica, pero lo único que hace es mirar a la gente, y hablar sin mostrar ningún tipo de emoción.

Selena

La avanzada tecnología de Kryptón en verdad es magia que cualquiera puede usar.

La avanzada tecnología de Kryptón en verdad es magia que cualquiera puede usar.

Agregándose a la lista de personajes estúpidos, tenemos a Selena (Faye Dunaway), cuya única ambición en esta vida es conquistar al mundo. Selena era una adivina de circo, hasta que en un día de picnic le cayó el omegahedron, y a partir de ahí es capaz de usar magia negra. Probablemente te estarás preguntando qué tiene que ver la tecnología kryptoniana con los poderes mágicos de una bruja. Lamentablemente, yo no tengo una respuesta porque esta película no tiene sentido. ¿Qué clase de poderes mágicos tiene Selena? — te sigues preguntando, ya que no has visto esta abominación, a lo que respondo: es capaz de hacer una poción de amor para enamorar a un jardinero, el espejo de su habitación puede ver a una persona a distancia, lanzar cocos con gran precisión, enviar gente a la Zona Fantasma, e invocar a un demonio raro. Hay más atrocidades, pero me duele la cabeza con sólo recordarlo.

No me gustó  la actuación de Faye Dunaway como la bruja mala, ni mucho menos la de sus inútiles secuaces: Nigel (Peter Cook) parece que tiene más conocimiento de magia negra que Selena, pero es un idiota que se deja usar; y Bianca (Brenda Vaccaro) es la que vive con Selena en la casa de terror del parque temático, y sólo está para hacer comentarios estúpidos e innecesarios.

Conclusión

No quiero vivir una vida en la que puedo recordar la existencia de una abominación llamada Supergirl, que no fue más que un fracasado intento de sacarle más dinero a la franquicia de Superman en ausencia de Christopher Reeve. Empieza sin mucho sentido que digamos, no es cómica ni interesante, y empeora a medida que avanza, lanzando más cosas sin sentido a la audiencia. Creo que la razón por la que alguien se sentaría a ver esta abominación es por la esperanza de que en algún momento tendrá sentido y todo será explicado, pero llega al final sin dejarnos nada explícito, y nos damos cuenta que estamos vacíos por dentro, y que la vida es dura, triste, y cruel.

¿Esto está supuesto a ser gracioso?

¿Esto está supuesto a ser gracioso?