Reviews con sabor a pollo

Dark Shadows (2012)

Sombras tenebrosas

Dark Shadows (2012)
Publicado en Review por - Mar 25, 2013

Tim Burton nos trae la comedia Dark shadows basada en la serie de TV con la incansable formula Depp-Bonham Carter  junto a la característica parafernalia gótica que ha popularizado sus demás  películas y que se ha convertido en su indiscutible firma.

Johnny Depp encarna a Barnabas Collins en la época de 1752, cuya familia cuando éste apenas era un niño zarpa desde Liverpool, Inglaterra hacia la nueva América en busca de prosperidad. Barnabas crece para convertirse en el apuesto hijo de la –ahora muy prestigiosa y dueña de la ciudad– familia Collins. Aprovechando su posición y aspecto se involucra con la sirvienta Angelique Bouchard (Eva Green) que termina con el corazón roto. Barnabas decide entregarle su corazón a su prometida Josette Dupress (Bella Heathcote) y Angelique, que resulta ser una hechicera, decide acabar con Barnabas y los que ama.  Barnabas pierde a sus padres, y su amada, bajo el hechizo de Angelique, se lanza por un acantilado. El joven destrozado decide seguirla pero para su sorpresa no muere al precipitarse a las rocas pues Angelique le lanza una maldición que lo convierte en un vampiro. No conforme con esto, hace que una turba enardecida lo aprenda y lo entierre vivo.  Su ataúd es abierto accidentalmente en 1972, Barnabas Collins regresa a su ahora deteriorada mansión  descubriendo en ella a sus descendientes, Elizabeth (Michelle Pfeiffer) y su hija, su hermano y su hijo atendido en casa por la psiquiatra Julia Hoffman (Helena Bonham Carter) y la institutriz Victoria Winters, que  parece ser la reencarnación de su amada Josette.  Barnabas hará todo lo que esté en sus manos para recuperar su humanidad y a su amada — si Angelique se lo permite.

Cuando tienes una historia minada de situaciones lo suficientemente interesantes para hacer una buena película, las posibilidades de fallar son pocas, pero no ha sido el caso de Dark Shadows que, a pesar de tener un reparto alucinante, se queda más que corta; ni siquiera las buenas actuaciones de Depp y la sensualidad de Green salvaron la mutilada historia.

El personaje de Barnabas Collins es interpretado por Depp con suma naturalidad, pero llama más la atención su extravagancia histriónica que el hecho de ser un vampiro, tiene sus momentos al estilo de Bram Stoker y todo, pero es el vestuario y la forma de adaptarse a un tiempo que no es el suyo, desarrollando un lenguaje y comportamiento de lo más estrafalario los que se ganan la atención del público. Lamentablemente,  no opaca el hecho de dar la impresión en algunos momentos de ver una fusión entre Eduardo manos tijeras y Sweeney Todd, ambos personajes interpretados anteriormente por Depp bajo la dirección del mismo Burton.

No se queda atrás el personaje de Angelique Bouchard, el desquicio y obsesión de ésta por Barnabas Collins resultan convincentes  al punto de que no puedes evitar tenerle compasión (no hay que olvidar que el crédito de tal locura se debe al mismo Barnabas) hasta que de repente aflora su delirante maldad y recuerdas que de verdad es la villana de la película.

Dos personajes bien adaptados al contexto de la película y aun así no sale a flote, esto se debe tal vez a que los personajes secundarios simplemente no aportan lo necesario a la trama; tienes a una actriz de gran trayectoria como Michelle Pfeiffer y te dices “hey, es Michelle Pfeiffer, algo importante ha de hacer,” pero no, se queda como la simple matriarca que se lleva mal con su hija. Y su hija, otro personaje que hizo muy poco por no decir nada, lo mismo el sobrino y su inútil padre. El personaje de la doctora Julia fue otra gran decepción, esperábamos un personaje  más cardinal para Helena Bonham Carter así como para  Michelle Pfeiffer.

En cuanto al patético y sin gracia personaje de Victoria (Bella Heathcote), sale cuantas veces en la película, ¿5?, hubo momentos en que pensé que se traía algo entre manos (que hubiese sido un buen giro), pues salía a ratos, Barnabas resulta estar profundamente enamorado de ella, pero en ningún momento dan pauta a que se desarrolle dicho romance dentro de la historia, es que apenas se ve cuando interactúan ambos.

Creo que Tim Burton esta fuera de forma, su conocida fórmula Depp-Bonham Carter es bien recibida por el público pues ambos son prestigiosos y reconocidos intérpretes, pero en esta película la formula falla terriblemente, se queda sosa y no atina, los demás personajes quedan flotando por ahí sin un propósito claro mientras todo se centra en Angelique y Barnabas, que no está mal pues son los personajes principales, pero, ¿Por qué desperdiciar el potencial de tus personajes secundarios cuando bien pueden salvar tu historia? ¿Por qué dejar todos esos buenos elementos en  “pudo ser una buena película”? Dark Shadow tiene sus momentos y entretiene hasta cierto punto, hace poco hincapié en la trama con múltiples escenas “hilarantes” de relleno  que te dejan un vacío abismal al final.