Reviews con sabor a pollo

Yes Day (2021)

¡Hoy sí!

Yes Day (2021)
Publicado en Review por - Mar 19, 2021
Ver Trailer

Yes Day es una película que en principio suena bien porque es para toda la familia, pero que depende de los carajitos de uno, van a tomar malas ideas y querer a poner a los padres de mojiganga como en la película esta. Así que la empiezas a ver con tus hijos y te duermes por aburrida, mientras ellos creen que habrá un “Yes Day” en su futuro o algo así. Se basa en la novela Yes Day! de Amy Krouse Rosenthal e ilustrada por Tom Lichtenheld, y creo que el signo de exclamación no fue lo único que se perdió en el camino.

La película empieza con Allison (Jennifer Gardner) siendo una jeva que le decía sí a todo al estilo de Yes Man (2008), y así fue como conoció a su marido Carlos (Edgar Ramírez) quien se convirtió en su compañero de sí a todo. Esto fue hasta que tuvieron tres carajitos que para poder mantenerlos con vida tenían que decirle no a ciertas cosas que querían hacer. Porque eso es lo que hay que hacer para cuidar a los carajitos estos. Los carajitos en cuestión, que parecen haber salido de 3 familias diferentes porque ninguno se parece a ninguno ni a sus padres, son Katie (Jenna Ortega), Nando (Julian Lerner), y Ellie (Everly Carganilla).

Como Allison se ha convertido en la Dra. No y Carlos en el padre que está dispuesto a ceder mientras su esposa se lo permita, así ella termina como la mala y él como el bueno. Esto es hasta que descubrimos que Carlos en su trabajo es el Dr. No, que es solamente flojo con los hijos. Y de verdad yo no quisiera trabajar en el mismo lugar que Carlos porque a pesar de aparentar un ambiente divertido, seguro que pasan muchos accidentes por descuido de los empleados. El caso es que los profesores de la escuela están preocupados por que Katie y Nando ven a su madre como una dictadora que quiere controlarlos.

El entrenador o algo, el Sr. Deacon (Nat Faxon), les aconseja que tengan un “Yes Day”, un día completo en el que los carajitos le piden a sus padres todo lo que les dé la mardita gana (con ciertas condiciones), y para ganárselo tienen que mejorar sus notas y demás. Lo que no sé es si sucede un sábado porque Carlos como que tiene que trabajar y los demás no tienen que hacer nada más allá que concentrarse en su día.

Así luego de una larga introducción a la menéutica del día, podremos ver que los carajitos estos tienen 5 cosas en mente: 1) desayunar helado, 2) ir a un lavado de carros con las ventanas abajo, 3) un juego de unos globitos de aguas de colores, 4) ???, y 5) destruir la casa. Nótese que el número 4 nunca llegan a hacerlo porque lo reemplazan con montañas rusas, y el número 5 no es precisamente destruir la casa, pero eso es lo que logran hacer. Bien, ¿y dónde está la parte en que parece como si Allison y Carlos estuvieran vestidos de superhéroes? Porque esa es la imagen que Netflix me ha mostrado un montón de veces para hacerme ver la película esta. Resulta que va antes de la actividad mojiganga 1 y se acaba con la actividad mojiganga 2.

Yo creo que uno puede sobrevivir ver las primeras 4 actividades, pero la actividad 5 se complica y Katie quiere ir a un concierto donde irán carajitos mayores. Esta es la última media hora de la película y me parece la media hora más larga. Esta media hora me cambió el humor de “no es una película tan mala” a “quiero que se acabe pronto. No aguanto. Estoy jarto“. Es lo que es.

Para concluir, Yes Day me parece una película regular durante la primera hora y después de ahí se convierte en algo insufrible de lo cual no me voy a acordar y no estoy interesado en volver a ver. La moraleja de la historia es díganle un sí a sus hijos de vez en cuando para que ni se les ocurra tener un “Yes Day”, y mucho menos se interesen en ver una película como esta.