Reviews con sabor a pollo

The Yin Yang Master (2021)

The Yin Yang Master (2021)
Publicado en Review por - Mar 30, 2021
Ver Trailer

Tengo tantas preguntas sobre The Yin Yang Master pero sé que no voy a encontrar respuestas y no estoy interesado en investigar. Según IMDb, The Yin Yang Master se base en videojuego llamado Onmyōji, que asumo a su vez se basa en la serie de novelas japonesas del mismo nombre. Para colmo, recuerdo haber visto una película llamada The Yin-Yang Master: Dream of Eternity (2020), y por alguna razón aquella tiene subtítulo y esta no.

¿Cuál es la primera película de la franquicia? ¿Cuál es la relación entre ambas? No lo sé, y no quiero averiguarlo, así que voy a asumir que había dos equipos independientes trabajando en lo mismo, pero uno de éstos se tardó más en sacar la película por el trabajo de los efectos visuales, por lo que ahora tenemos que la película que tiene el subtítulo de “Dream of Eternity” debió habar sido la segunda pero terminó siendo la primera. De nuevo, son inventos míos, cuando viene a ver fue un problema de asegurar los derechos de la película, un grupo consiguió los derechos a la película sobre las novelas y otro los derechos sobre la película del videojuego. Lo que sea, no importa, porque luego de haber visto Dream of Eternity, la más reciente quedó floja.

Por lo que entiendo, la única relación entre las dos películas es el nombre del protagonista, Qing Ming (Kun Chen), y ni siquiera es el mismo actor. Todo es diferente, inclusive la culebra, que vuelve a aparecer para joder la paciencia. Ahora la culebra se llama Xiangliu, uno de los demonios más poderosos que fue derrotado por la Trushan Sword o espada que brilla verde. A partir de entonces los humanos viven en su mundo y los demonios viven en su mundo, y todos son felices porque no tienen que lidiar con ninguno de los otros. Por alguna razón me recuerda a The Boy and the Beast (2015).

El caso es que el macguffin de esta película es una gema roja que está escondida dentro de una caja dorada en el templo de los monjes del Buró Yin Yang (o al menos me imagino que es así que se llama). La película empieza con un montón de monjes muertos, Qing Ming frente a la caja, y lo acusan de haber matado a los otros monjes y de intentar robarse la gema–Scale Stone, ¿la piedra escama?–por lo que escapa con teletransportación para dedicarse a una vida de vagabundo asaltando a todos los infelices que crucen su ruta. La jefa del buró, Bai Ni (Xun Zhou), decide no hacer nada al respecto, así que Qing Ming es libre de no volver jamás.

Siete años han pasado desde el atentado para robarse la piedra, y Qing Ming tiene a una serie de demonios como espíritus guardianes entre los cuales se encuentran tres hurones antropomórficos, unas tortugas raras, una rana gigante, y dos jevas, que una es un árbol y la otra una colección de mariposas. El infeliz al que humilla robándole toda las cosas valiosas que tenía era al convoy que dirigía el capitán Yuan Boya (Chuxiao Qu), quien perseguirá hasta el fin del mundo a Qing Ming si es necesario. En su búsqueda se encuentra con Shenle (Shen Yue), que es un personaje innecesario que no hace nada más que hablar.

Como alguien querrá robarse la susodicha gema, el deber del buró es cuidar que no la saquen de su caja dorada que tiene forma de torre de 3 pisos. Ese alguien que quiere robar la gema es la Snow Queen (Cici Wang), quien realmente se ve como una jeva aterradora pero que no hace casi nada importante. Obviamente, hay otro villano más poderoso, porque es como si de eso se tratara todo lo relacionado a The Yin Yang Master, como hacerte creer que el villano que es obvio no es el obvio, y que hay un peligro más grande detrás de la cortina. Al menos es lo que hicieron en Dream of Eternity, y es el mismo truco que emplean aquí, pero mucho menos elaborado. Uno diría que hasta obvio es la identidad del villano porque ya uno como que está viejo para esto.

Así tenemos una película que queda desabrida porque hay una serie de animales bípedos que pelean como ninjas, y no es que realmente me importen. Hay una jeva, Shenle, que como que está de más. Hay tantos personajes que como que no me interesan porque no hace casi nada importante, como un demonio rojo que cambia de tamaño. Y hay pocas explicaciones sobre el mundo en que se rigen y las reglas como si fuese necesario haberse familiarizado leyendo las historias del juego antes de ver la película esta. Son casi dos horas en las que no me la pasé entretenido ni desconectado de la realidad que me rodea.

Para concluir, The Yin Yang Master es más aburrida e insípida que The Yin-Yang Master: Dream of Eternity, y yo no sé si una sea secuela de la otra o si están relacionadas en lo absoluto porque no dan la sensación de que ese sea el caso. Me tocará esperar a ver si hacen algo adicional porque el peor de los casos hacen un animé que no me guste como Altered Carbon: Resleeved (2020) o Pacific Rim: The Black.