Reviews con sabor a pollo

The Yin-Yang Master: Dream of Eternity (2020)

El maestro del yin y el yang: en busca de la eternidad

The Yin-Yang Master: Dream of Eternity (2020)
Publicado en Review por - Feb 19, 2021
Ver Trailer

Después de ver el trailer de The Yin-Yang Master: Dream of Eternity me estaba esperando que fuera tremendo clavo oxidado, pero para mi sorpresa, no lo es, si bien no es que sea tremenda película, es suficientemente divertida para olvidarme del mundo que me rodea durante dos horas. No sé cómo es el meneo de hacer una película china basada en una serie de novelas japonesas titulada Onmyōji, pero el resultado es que los personajes son chinos pero todo el entorno y la mitología es de origen japonés. Y dicho sea de paso, encontré también que hicieron una película japonesa también basada en las novelas, Onmyoji: The Yin Yang Master (2001).

Como existe el subtítulo “Dream of Eternity” es de suponer que habrá una secuela o quizás sea para distinguirla de la película japonesa del 2001. Sea cual sea el caso, no estoy esperando que una secuela sea tan entretenida como esta entrega porque no sé cómo superarían la existencia de una culebra gigante. The Yin-Yang Master es una película de fantasía, así que si lo tuyo no es magia y culebras gigantes, pues te puedes ahorrar casi dos horas de tu vida. Yo estoy interesado en la historia y la mitología del mundo este, pero tengo que admitir que lo narran de manera entrecortada como para hacer sentir estúpido al televidente, y se siente que el tema es más complicado pero no tienen el presupuesto para hacer una película de 5 horas.

La película empieza en un lugar donde hay hielo y nieve, con los peores efectos especiales que te puedes imaginar. Aquí se aparece una culebra gigante que el maestro Zhong Xing (Duo Wang) empieza a combatir e invoca a tres espíritus guerreros: el Pintor Loco, el Sabueso De Nieve, y el Doradito. Yo realmente no sé qué es lo que hacen, pero de alguna manera están ayudando al maestro. Uno de los discípulos más hábiles es Qing Ming (Mark Chao), quien no puede hacer el hechizo de protección, y bueno, las cosas salen mal. La presencia de la culebra significa que la verdadera culebra está por manifestarse en la Ciudad Imperial. Asumo que usaron ese nombre para evitar mencionar a una ciudad japonesa.

Así Qing Ming va a la Ciudad Imperial como representante de este templo o esta escuela porque hay cuatro templos/escuelas, y cada uno envía a un representante para cazar a la culebra. El objetivo es que cada uno de éstos tendrá la tarea de despertar a un guardián, que son quienes encierran a la culebra en la Ciudad Imperial cada cierto tiempo. Los guardianes son: Dragón Azul, Pájaro Carmesí, Tigre Blanco, y Tortuga Negra. Por razones que escapan mi entendimiento, sólo uno de estos guardianes se manifestará en la pelea final, pero me estoy adelantando a los hechos.

En el castillo de la emperatriz, Qing Ming conocerá a Bo Ya (Allen Deng), el maestro espadachín; a Long Ye (Jessie Li), la jeva que siempre se ve sospechosa y usa unos insectos; a la princesa (Ziwen Wang), quien definitivamente no se ve como la villana; y a He Shouyue (Duo Wang), quien se parece a un vampiro, es el guardián del castillo, y definitivamente no es otro villano a pesar de parecerse mucho al maestro Zhong Xing joven. Hay otro maestro que apenas aparece muerto, haciendo que la tarea de despertar a los cuatro guardianes se complique un poco. A pesar de ser una película tan larga y con un ambiente tan desarrollado, estos son los personajes en los que tenemos que enfocarnos. Todos los demás como la emperatriz, Piedra Asesina, o los tres espíritus guerreros son irrelevantes para la trama.

Con un título como “The Yin-Yang Master” uno esperaría que se trata de artes marciales y vainas así, pero no se trata de eso, el mundo fantasioso es lo más importante y lo segundo es la historia, la trama queda en un distante tercer lugar, y las peleas son el azúcar adicional (conté 3 en total). Se la pasan hablando, y es como si se tratara de un misterio por resolver al estilo Knives Out (2019) con menos personajes, una ambientación japonesa, y que al final cuando todo está sobre la mesa hay una pelea con una culebra gigante. Y Qing Ming no pelea tanto porque hace lo mismo que su maestro, invocar a espíritus guerreros para que hagan su trabajo por él.

Quizás es porque estaba esperando que sea una película muy-muy mala la razón por la que me pareció tan divertida. Estaba fascinado con la ambientación, los disfraces, y la mitología que involucra todo lo sobre la leyenda de la culebra. Para mí es una buena forma de perder un poco más de dos horas sin tener que pensar mucho en lo que pasa porque a fin de cuentas lo van a revelar todo por más obvio que sea. Dicho sea de paso, ¿qué es un maestro Yin-Yang? ¿qué es lo que hace que Qing Ming se convierta en un maestro Yin-Yang? Porque aprender el hechizo de protección parece que es lo único que le falta en su entrenamiento. Qing Ming viste de blanco y Bo Ya viste de negro, ahí está tu Yin-Yang.

Para concluir, The Yin-Yang Master: Dream of Eternity es una película entretenida siempre y cuando te guste el género de fantasía y que tengas la esperanza de que será la peor película que verás en tu vida. Así este es uno de los casos en que tenía bajas expectativas y no terminé decepcionado.