Reviews con sabor a pollo

Space Sweepers (2021)

Barrenderos espaciales

Space Sweepers (2021)
Publicado en Review por - Feb 08, 2021
Ver Trailer

¿Una película espacial coreana? Hey, si los chinos pueden hacer una The Wandering Earth (2019), pues los coreanos pueden hacer una Space Sweepers o Spaceship Victory (si prefieres el título oficial en inglés o la traducción del coreano al inglés). Una tripulación de tres humanos y un robot limpian la basura que orbita a la Tierra con la finalidad de cambiarla por dinero, y a menos que el combustible sea prácticamente gratis, es un trabajo que solamente causará pérdidas millonarias. Sin embargo, los protagonistas son pobres por otras razones.

El año es el 2092, los árboles se están muriendo, y con éstos la vida en el planeta Tierra, así que la solución es crear colonias espaciales donde los ricos y poderosos pueden vivir con árboles y recursos, mientras que la mayoría de los humanos tiene que quedarse en un planeta moribundo. ¿No es esa la trama de Elysium (2013)? El caso es que la compañía de las estaciones espaciales se llama UTS, el jefe es James Sullivan (Richard Armitage), y su plan es terraformar a Marte donde, de nuevo, sólo vivirán los ricos y poderosos.

No sé qué significan las siglas UTS. Tampoco sé cómo es que Sullivan ha vivido más de 150 años sin parecerse a una pasa. Tampoco entiendo cómo es que cuando le da un ataque de ira se pone rojo como otra pasa. Asumo que las estaciones espaciales y demás están en una órbita en acoplamiento de marea con la Tierra para mantener más o menos el mismo lugar que ciertas estaciones de viaje en tierra firme. La otra cosa es que el jardín del Edén (en serio, es Elysium) en el que hay vegetación, parece sacado de una ilustración de “la Tierra plana y el domo”, como visto en el documental Behind the Curve (2018).

Como hay mucha basura espacial, para eso están los Space Sweepers or Barrenderos espaciales, grupos que recorren escombros y basura que la nueva era espacial ha dejado en órbita de la Tierra para evitar que hayan accidentes en el futuro. El único inconveniente es que sólo recogen objetos grandes como naves espaciales y satélites, nadie recoge antes o destornilladores. Así nos centramos en la nave espacial Victory, en la que  Tae-ho (Song Joong-Ki) es el piloto, mientras que la capitana Jang (Kim Tae-ri) no hace nada y siempre está de mal humor, Tiger Park (Jin Seon-kyu) se la pasa sudando en el cuarto de máquinas, y Bubs (Yoo Hae-Jin) es el robot porque es el futuro y alguien tiene que tener un robot. No hay ningún otro robot en la película. En el primer y único trabajo que hacen, terminan más endeudados que antes, y cuasualmente hay una carajita abordo de la nave destartalada que no tiene ningún origen.

Según los videos de las noticias, Dorothy (Park Ye-Rin) es un robot con la habilidad de detonar como una bomba de hidrógeno, así que el deber de toda persona es reportar cualquier avistamiento para que las autoridades se encarguen. A Tae-ho se le ocurre la brillante idea de intercambiar a la niña con quien sea que la está buscando por una gran cantidad de dinero para pagar las deudas que están acumulando. Es obvio lo que pasará con la tripulación y su relación con la carajita esta, así que no voy a hablar más de esto.

Me gusta la idea de que más o menos es el futuro y diferentes idiomas están en la película, incluyendo una voz española robotizada, y que para comunicarse entre ellos usan un traductor como el pececito de The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy (2005). Cada uno de los 4 tripulantes de Victory tiene sus propia historia y motivación para hacer lo que hace, en el caso de la capitana Jang no sé la motivación para hacer nada, y Tiger Park es como si se tratara el jefe mafioso más tierno de toda la historia de la humanidad. También hay un escuadrón especial de soldados que parece que pude hacer lo que le dé la mardita gana sin que nadie diga nada. Primero tenían que matar a Dorothy pero más adelante la capturan, como si el villano cambió de parecer o el director/guionista no sabía lo que quería hacer.

Para concluir, Space Sweepers es suficientemente divertida como para perder dos horas viéndola a sabiendas de que no es una película suficientemente buena para recordarla una vez pasen los créditos. Huebiese quedado mejor si fuera un tanto más corta y si no presentaran todo de cerca, pues como que uno quiere ver lo que está pasando alrededor.