Reviews con sabor a pollo

Serenity (2019)

Obsesión

Serenity (2019)
Publicado en Review por - Feb 10, 2021
Ver Trailer

Serenity es una película que bien podría ser de bajo presupuesto, pero que al ver los nombres en el reparto piensas que se trata de una película que vale la pena ver. Sin embargo, mientras más avanza más te decepcionas, y cuando quieren revelar el gran giro en la trama, resulta ser precisamente eso mismo que estabas esperando porque es absurdamente obvio. ¿Entonces cuál es el punto de todo esto?

Baker Dill (Matthew McConaughey) es el capitán de un bote en el que llevan a un par de turistas a mar abierto para pescar atunes o tiburones o lo que fuere. Sin embargo, Dill tiene en mente un atún maldito que es responsable de la muerte de su esposa e hijo, y por eso dedica su vida para salir a pescarlo todos los días y vengarse. ¿Cómo distingues un atún de otro? No lo sé. Yo lo que sé es que si hay que estar loco para irse a pescar con Baker Dill porque si el pez maldito muerde tu ansuelo, fácil que te quita la caña y pasas un mal rato. Su segundo al mando es Duke (Djimon Hounsou), un hombre religioso y fuente de sabiduría que trabaja para Dill como si se tratara de una obra caritativa.

El lío es que Baker Dill bien podría pescar peces espada para ganar dinero, pero no, solamente piensa en atrapar al atún que ha nombrado Justice. Mientras está en olla y sin dinero, se prostituye a Constance (Diane Lane), quien prácticamente no existe afuera de su casa, y quien le da el dinero para que viva otro día más. Un tal Reid Miller (Jeremy Strong), el hombre con el maletín, está buscando a Dill para venderle una vaina de su empresa, pero nunca acierta con él. Tampoco hay celulares, así que si no lo ve en persona, no lo verá nunca.

El caso es que todo se desarrolla en la isla Plymouth, en el medio de la nada, y donde se conduce con el volante en el lado derecho, así que tiene que estar lejos de Gringolandia. Y todo parece que marcharía con normalidad y sabríamos la historia detrás el atún maldito, pero se aparece Karen Zariakas (Anne Hathaway), ex esposa de Baker Dill, con quien tuvo un hijo llamado Patrick (Rafael Sayegh), y actual esposa de Frank Zariakas (Jason Clarke). Karen quiere que Dill ponga a Frank a dormir con los peces para liberar a ésta y al hijo de ambos de un esposo y padrastro abusivo y violento. Espera, ¿entonces cuál es el punto del condenado atún? ¿y por qué la película se llama Serenity si no hay nada sereno en buscar obsesivamente a un atún?

Entonces hay ciertas escenas de por medio que me recuerdan a The Truman Show (1998), The Matrix (1999) y Source Code (2011), y si no has visto ninguna de esas dos películas, pues quizás te acuerdes de Wreck-it Ralph (2013) o The LEGO Movie (2014). Lo que quiero decir es que es una a menos que hayas vivido en una cueva durante más de 20 años, entonces quizás no te esperarías hacia dónde se dirige la trama cuando eventualmente mencionan en voz alta la dirección. Yo realmente quería estar equivocado porque me interesaba la historia del atún. Esto es algo que también mencionan en voz alta, sobre las prioridades o las reglas o una vaina que no me importa.

Para concluir, Serenity es una película que empieza sobre un tema y a medio camino cambia a otro tema, y es un desvío decepcionante en el que no hay ninguna recompensa para el televidente. Hubiesen logrado lo mismo con actores menos famosos y así desde un principio algunos entenderíamos que se trata de una película que veríamos cuando odiamos al mundo. El bote se llama Serenity.