Reviews con sabor a pollo

Wonder Woman 1984 (2020)

Mujer Maravilla 1984

Wonder Woman 1984 (2020)
Publicado en Review por - Dec 30, 2020
Ver Trailer

Wonder Woman 1984 se ambienta en Washington, D.C., en el año 1984 por alguna razón que desconozco (y quizás hasta sea una referencia a la novela de George Orwell), y me parece que, para tratarse de una superheroína, es una película en la que casi no pasa nada. Hasta es 10 minutos más larga que la anterior Wonder Woman (2017).

La película empieza una vez más en Themyscira, donde hay una especie de juegos olímpicos donde participan las amazonas más formidables, y Diana (Lilly Aspell), una carajita que está dispuesta a ganarle a todas. Si mal no recuerdo, su madre Hippolyta (Connie Nielsen) se oponía a la idea de que Diana fuese una guerrera, así que ahora pienso que se cansó de esa idea. Adicionalmente, hay muchas mujeres en el público que están aplaudiendo lo que las olímpicas están haciendo, y yo creía que todas eran entrenadas por igual. El caso es que esta escena toma lugar porque hay una frase importante que hay que repetir más adelante. Sí, ahora es evidente que hay un mayor presupuesto y que pueden hacer más cosas con el dinero.

Entonces nos vamos al año 1984, aproximadamente 70 años después de los eventos de Wonder Woman (2017), en el que Diana Prince (Gal Gadot) trabaja en un museo, y en cuyo apartamento hay una serie de fotografías que no tienen explicación y estoy inclinado a pensar que una de ellas es su hija al estilo The Age of Adeline (2015). La forma en que nos introducen a la Mujer Maravilla / Wonder Woman es con un robo a una joyería dentro de un centro comercial. Esto se ve como una buena emulación ochentosa, y el estilo se parece un poco al de Richard Donner en las películas de Superman. No hay nada malo con esto, pero lamentablemente para mí es cuando la película tiene su nota más alta y a partir de entonces todo se va deteriorando.

Introducen a Barbara Minerva (Kristen Wiig), quien me recuerda mucho a Selina Kyle de Batman Returns (1992), y sigue la tendencia de persona torpe y tímida que al recibir poderes demuestra al mundo cuán cruel es en verdad. Quisiera que las películas de historietas se olvidaran de este cliché que ya está muy gastado. Las joyas que se intentaron robar en el centro comercial son llevadas al museo donde Barbara y Diana trabajan para que las investiguen. Entre éstas está una cuestión que se ve muy muy barata y hasta podría ser falsa a la que simplemente vamos a llamar Macguffin. Este Macguffin tiene el poder especial de hacer que la trama no tenga ningún sentido, y que empieces a cuestionar las decisiones de la directora Patty Jenkins, los guionistas y los productores.

El Macguffin en cuestión lo está buscando Maxwell Lord (Pedro Pascal) para crear su impero de villanadas. Por supuesto que el villano mayor se hace con el Macguffin y, bueno, no es un villano al que Diana le vaya a caer a golpes, para eso está Barbara Minerva, quien en las historietas la conocemos como Cheetah. Los poderes del Macguffin en un principio parecen funcionar dentro de lo posible, como hacer que un café aparezca cuando alguien lo pide, pero luego vemos que se va por lugares muy extraños como hacer que una pared salga de la nada, o revivir a Steve Trevor (Chris Pine). Ahora tengo mucho más preguntas porque un fulano (Kristoffer Polaha) deja de existir completamente para que Steve Trevor pueda ayudar con la trama.

Entre las cosas que WW84 presenta están el avión invisible de la Mujer Maravilla, y cómo es que aprende a volar, porque en la del 2017 no volaba, pero en BvS: Dawn of Justice (2016) sí. No creo que yo necesitara de ninguna de estas dos cosas. En los trailers también aparece la Armadura de Asteria, y uno creería que Diana hace algo para merecerla pero no, estaba postrada en una pared sin usar. Tampoco creo que la película necesitara de esta armadura que no sirve para nada.

Para concluir, Wonder Woman 1984 no me parece una película muy mala, pero tampoco una muy buena. Tiene sus cosas positivas y alegres que la hacen entretenida, pero decepciona porque no es tan buena como la del 2017. Hay una escena en medio de los créditos, y a pesar de ser muy muy cursi, no tengo ninguna queja al respecto.