Reviews con sabor a pollo

Jingle Jangle: A Christmas Journey (2020)

Jingle Jangle: Una mágica Navidad

Jingle Jangle: A Christmas Journey (2020)
Publicado en Review por - Nov 16, 2020
Ver Trailer

Creo que si no incluyen el subtítulo “A Christmas Journey”, nadie entendería que Jingle Jangle se trata de una película de Navidad. Específicamente una historia dentro de una historia. Lo que no esperaba es que fuera un musical y, no es en detrimento de la película. Lo que sí es que se van muy lejos con la fantasía o lo ridículo, y me pierden con cosas así. Quizás como se trata de un cuento, pues pueden hacer lo que quieran.

La película empieza con dos carajitos, cuyos nombres no me sé, mirando el fuego de chimenea, hasta que su abuela (Phylicia Rashad) decide contarles una historia que nunca le ha contado a nadie de un libro inmenso que me imagino que pesa mucho. Así que los carajitos estos no necesitan nombre porque no te vas a acordar de ellos, y tienen 3 o 4 escenas en total. En algún pasado, en alguna villa o ciudad, Jeronicus Jangle (Justin Cornwell), es un gran inventor que se supone que gana vendiendo vainas mecánicas, pero antes de que aparezca en escena, su asistente Gustafson (Miles Barrow) está enseñando una vaina que vuela y explota en pedazos. Entonces ahí no sé si la película se va a tratar de Jeronicus o de Gustafson o de la jevita que aparece en el póster.

Lo que me imagino es que en la villa esta no hay tanta productividad porque inmediatamente alguien empieza a cantar, todos dejan de hacer lo que están haciendo para unirse a la coreografía. Jeronicus tiene una esposa y una hija, pero éstas apenas hablan. Esto es hasta que cae una tragedia, Gustafson se roba su libro de invenciones junto a su último invento, un muñequito autónomo de un matador español, Don Juan Diego (Ricky Martin). ¿De dónde es que le habrá enseñado español al muñeco esto? En fon, hay que avanzar la historia, y la familia Jangle cae en olla porque Jeronicus deja de ver los numeritos mágicos que le ayudaban a ver a ser el inventor que era. Será que perdió toda su fe en la humanidad, independientemente de que contaba con el apoyo de su esposa e hija.

Más adelante, Jeronicus (Forest Whitaker) lleva como 30 años sin inventar nada nuevo, no puede pagar sus facturas, y la Sra. Johnston (Lisa Davina Phillip), está enseñando interés en el viudo, y hasta lleva a un trío de cantantes que me imagino que están esperando la oportunidad perfecta para salir de su escondite y pensar a cantar. Pues la historia se trata de la nieta de Jeronicus, Journey (Madalen Mills), quien se va a pasar par de días con su pobre abuelo. Gustafson (Keegan-Michael Key) se convirtió en un gran fabricante de juguetes a base de vender las invenciones de Jeronicus, pero ahora que no tiene nada, tiene que volver a la vaina que vuela y explota en pedazos para vender en esta temporada navideña. Así que tiene que buscar algo nuevo que robarle a Jeronicus, y si la nieta está de visita, pues algo nuevo tiene que estar inventando.

Adicionalmente, Jeronicus tiene un asistente que limpia su tienda, Edison (Kieron L. Dyer), quien cree que Jeronicus es el inventor más grande de todos los tiempos a pesar de haber nacido mucho después de que Jeronicus dejó de inventar vainas. Entonces el arma secreta de Jeronicus para no terminar en bancarrota es un robot parecido a WALL·E (2008), Y ahí es cuando se van muy lejos y me pierden, porque yo solamente podía pensar en Hook (1991), y en los carajitos diciéndole a Jeronicus que creen en él y por eso va a empezar a volar. También está el póster de gato de The LEGO Movie (2014), que dice que tienes que creer.

¿Y de qué se trata Jingle Jangle? Porque yo realmente no sé. Se la pasan cantando, Jeronicus intenta arreglar un robot que originalmente fue diseñado por su hija Jessica, y Journey intenta arreglarlo para animar a su abuelo. Mientras que Gustafson se roba el robocito ese para venderlo como juguete, pero no funciona cuando más lo necesita. También se la pansan cantando y bailando. Y no, no se trata de nada de eso, pues eso es solamente el relleno. La película se trata de que Jeronicus vuelve a reconectar con su hija Jessica (Anika Noni Rose), y conoce a su nieta Journey, mientras al mismo tiempo son una historia mágica para los nietos de Journey. Demasiados personajes, y demasiado relleno, sin suficiente historia para cubrir todas las bases.

Para concluir, Jingle Jangle: A Christmas Journey no es que sea una película buena, pero es encantadora gracias a Madalen Mills. No me voy a acordar de nada, pero es alegre y hay nada de malo en eso.