Reviews con sabor a pollo

Vampires vs. the Bronx (2020)

Vampiros contra el Bronx

Vampires vs. the Bronx (2020)
Publicado en Review por - Oct 05, 2020
Ver Trailer

Vampires vs. the Bronx es una película de bajo presupuesto que, como el nombre lo indica, se trata de vampiros en el Bronx, y es la película más Dominican York que yo haya visto. Por supuesto, pertenece al género de comedia, y algunos recordarán a Hey Arnold! The Movie (2002) pero con vampiros.

Miguel Antonio Martínez (Jaden Michael) es un carajito en el Bronx que está intentando salvar a la bodega de Tony (Joel Martinez) de una clausura permanente porque le quieren subir la renta y éste no tiene forma de pagarla. Es como cuando uno tiene todos los años del mundo viviendo en un sitio pagando una renta y los pocos aumentos, y de repente un montón de gente nueva se muda cerca y todos están pagando más dinero que tú por su apartamento, así que el dueño quiere también subirte la renta porque siente que está perdiendo dinero. Eso mismo, pero con una bodega.

Vístima de esto mismo es Vivian (Sarah Gadon), quien se muda recientemente al Bronx y se hace el último manicure de Becky (Zoe Saldaña), quien ha vendido su salón a la compañía Murnau. Este no es un buen rol para Sara Gadon, así que supongo que para poder pagar sus facturas tuvo que tomar este rol y mudarse al Bronx. El caso es que inmediatamente Becky termina de firmar los papeles de venta del inmueble, en lugar de recibir un maletín de dinero, se convierte en la cena de un vampiro. Y así Zoe Saldaña aparece como por 3 minutos, y no sé si le habrán pagado por esto o habrá donado su tiempo para la película esta porque se plasma la dominicanidad en los nueballore.

Luis (Gregory Diaz IV) y Bobby (Gerald Jones III) son los amiguitos de Miguel, y los que tienen sus propias subtramas. Bueno, no recuerdo ahora si Luis tiene una subtrama además de ser el que siempre está enfermo en el grupo, pero Bobby tiene la subtrama de que el pandillero local Henny (Jeremie Harris) quiere reclutarlo para sus fechorías. Hay que iniciar a los muchachos tempranos en el mundo del crimen. Al mismo tiempo que conocemos a Luis, también conocemos al sacerdote de la iglesia de la comunidad, el Padre Jackson (Method Man), y es lo más cómico que tiene la película, una padre que no coge vaina de nadie y tiene actitud.

Como es el caso de las películas de carajitos, éstos son los que tienen que resolver el problema porque los adultos son unos incompetentes, ¿y qué hacen para investigar el tema de los vampiros? Ponerse a ver Blade (1998), por supuesto. No hay forma de que apareciera una copia de Nosferatu (1922), y me imagino que nadie quiere ver una película tan vieja. Lo interesante del caso es que te explican todas las reglas que rigen el comportamiento de los vampiros como si las películas y las novelas son fuentes confiables de información. Para ese caso, entonces está Dracula Untold (2014). En fin, le estoy buscando explicación a lo que no tiene explicación.

Los tres carajitos hacen un buen trabajo en vendernos la película y la idea de todo lo que pasa. Yo hasta esperaría Jaden Michael haga de Miles Morales algún día. Sin embargo, el resto de la película fue hecha con cupones de descuento. Efectos especiales, los colmillos de los vampiros, la apariencia de éstos, y hasta tienen a un mafioso italiano en descuento con Frank Polidori (Shea Whigham). La película termina como si no tenían más ideas ni presupuesto para hacer lo que querían así que tomaron la ruta más corta y sencilla, y de paso la menos creíble.

Para concluir, Vampires vs. the Bronx es cómica y por una buena parte de la película estaba interesado, pero entonces se fueron muy lejos y me perdieron. Hay cinco vampiros en total, y yo apenas me acuerdo de dos, y el nombre de uno solo de éstos. Este es el vampiro que la explica sus planes malévolos a los carajitos por ninguna razón en absoluto.