Reviews con sabor a pollo

When We First Met (2018)

Cuando nos conocimos

When We First Met (2018)
Publicado en Review por - Jul 17, 2020
Ver Trailer

El género de comedia romántica consiste en poner todo lo que se asemeje remotamente a “comedia” y a “romance”, sin ser uno ni lo otro, y cuando tienes a ciertos actores en los principales pues pues el resultado es una “comedia romántica”. El problema con When We First Met es que no da risa, ni te hace sentir feliz por dentro por haber perdido tu tiempo porque bien he dicho que ni es comedia ni es romance. Se trata de un sancocho al que le han echado demasiada agua para rendirlo.

La película empieza el día después de Halloween 2017, es decir, el 1ro de Noviembre del 2017, en el que Ethan (Robbie Amell) y Avery (Alexandra Daddario) le anuncian al mundo que se van a casar. Yo no sé de eso de “fiestas de compromiso”, pues yo conozco a los demás invitados el día de la boda, pero es lo que es. El único inconveniente para Noah (Adam Devine) es que cree que hace tres años y un día, cuando conoció a Avery, tenía la oportunidad de ser él en la fiesta de compromiso, no Ethan. Así que se ha pasado 3 años pensando qué pasaría si éste no hubiese caído en la zona de amigos en la noche en que conoció Avery, que fue el día antes de que ésta conociera a Ethan.

Oh, pobre Noah, en lugar de manejarse como un adulto sigue obsesionado con una idea, y ¿qué se supone que ha hecho en estos 3 últimos años de su vida? No lo sé, pero la única persona que puede lidiar con su estado de embriaguez es la amiga de Avery, Carrie (Shelley Hennig), que es otro accesorio más en la historia de Noah. La solución, o el meneo de la trama, consiste en que una cabina de fotos puede transportarlo al día en que conoció a Avery, y así alterando su pasado es probable que termine con un mejor futuro.

Las reglas de esta máquina del tiempo consisten en lo que sea que el director y el libreto se saquen de donde el sol no brilla. Así que por ¢25, Noah es capaz de volver al 31 de Octubre del 2014, y rehacer ese día sin que ninguno de los involucrados sepa nada, y la próxima vez que despierte será el 1ro de Noviembre del 2017 y sea lo que sea que ha pasado en el medio de estos 3 años, tendrá importancia pero no será explorado del todo. Entonces es una especie de The Butterfly Effect (2004), pero sin ponerte a pensar en las repercusiones, o en otras palabras, un sancocho aguado.

When We First Met no da risa, y es ver cómo Noah hace cosas diferentes un día para despertarse con las consecuencias de sus actos tres años más adelante sin tener la más mínima idea de lo que ha hecho con su vida desde ese entonces. La película se centra única y exclusivamente en Noah, mientras que todos los demás son partícipes involuntarios de su misión de terminar junto a Avery sin importar nada más. Entonces está Carrie, con quien siempre se ha llevado bien, pero si en tres años ninguno lo ha considerado, ¿entonces hay futuro aquí? Yo no sé, pero la lección importante viene del mejor amigo de Noah, Max (Andrew Bachelor), y, bueno, si todos terminan felices, pues creo que es lo que caracteriza a una “comedia romántica”.

Para concluir, When We First Met es aburrida, y es lo mismo que ver el mismo accidente de tránsito con diferentes resultados, concluyendo que has perdido 90 minutos de tu vida para poder ver lo que estaba delante todo el tiempo. Una tarro de helado. Algunos dirán que el meneo de los viajes en el tiempo es imaginación de Noah, pero yo realmente no sé y no quiero saber.