Reviews con sabor a pollo

Fatal Affair (2020)

Encuentro fatal

Fatal Affair (2020)
Publicado en Review por - Jul 20, 2020
Ver Trailer

Yo me pregunto si alguno de estos actores lee el libreto y dice “sí, esto suena como una película buena que vale la pena hacer” o va más por la línea de “tengo que pagar mis facturas, hago cualquier papel que me tiren al frente”. Porque si es lo segundo, pues entiendo cómo es que una película como Fatal Affair puede existir. Si Netflix ya firmó el contrato para que cierto director haga cierta cantidad de películas, pues no hay de otra. Peter Sullivan es también el director de Secret Obsession (2019), y Fatal Affair va por la misma línea de películas que debes evitar.

La película empieza con una pareja que luego de tomar un descanso de la intimidad es asesinada por un desconocido que no tiene oficio. Y luego de esto nos hacemos como si nunca pasó y saltamos a la trama principal. ¿Qué demonios?  Ellie Warren (Nia Long) es una detective, policía, abogada de bienes y raíces que trabaja para una firma de abogados en la ciudad y recientemente se ha mudado a una casa frente a la playa para dejar su trabajo y abrir su propia firma de abogados. ¿Qué tiene que ver Ellie Warren con la pareja del principio? ¡Absolutamente nada! Yo creía que iba a investigar el asesinato o a defender al asesino, pero no, nada de eso. Simplemente se trata de un asesinato que tienes que recordar cuando introduzcan a otro personaje. ¿Quién será?

El caso es que Ellie se ha mudado con su esposo Marcus (Stephen Bishop) a una casa frente a la playa, y de paso están más cerca de la universidad a la que va su hija Brittany (Aubrey Cleland). Marcus es un arquitecto que hace algo, parece que estaba desempleado, no sé si antes o después de un accidente que lo tiene tomándose como 10 pastillas diferentes. La mejor amiga de Ellie, Courtney (Maya Stojan) trabaja en otro edificio, posiblemente haciendo otra vaina,

La jefa de Ellie ha contratado los servicios de David Hammond (Omar Epps) para asistir en el último caso antes de dejar la firma de abogados, y resulta que ya se conocen de sus tiempos universitarios. Como uno no es estúpido y existe tal cosa como un póster y un trailer, pues obvio que David es el asesino. Y ahora que todos sabemos esto, ¿hay alguna razón para seguir viendo esta película? Ya no se trata de una obsesión secreta como la de Secret Obsession, esta obsesión es a la franca. Esto es lo que le gusta a Peter Sullivan, que un pana esté aficiao de una jeva por años y el pana lo que quiere es estar con ella sin importar las malas decisiones y el daño que inflija. ¿Por qué le dan dinero a Peter Sullivan para que haga este tipo de películas?

Nada, quizás por curiosidad o quizás porque a uno le gusta sufrir viendo disparates, vamos a ver si el título “Fatal Affair” trata de que Ellie le pega los cuernos a Marcus. Pues no, no le pega los cuernos, pero en un momento de descuido le calienta los pantalones a David, así que si el pana creía que no tenía oportunidad, pues Ellie le ha dado razón para creer que su matrimonio puede llegar a un fin. Sin embargo, y a pesar de que Ellie le ha dicho que no van para parte, David insiste que sí, que su destino es estar juntos. David tiene su terapeuta, la Dra. Leigh Beverly (Fredella Calloway) que no hace nada importante en la película entera, porque el loco David sigue siendo el loco David.

Todos los involucrados en esta película saben que no van a ganarse los millones de Hollywood, pero de algo tienen que vivir. Si de paso la película se distribuye en Netflix pues quizás alguien verá sus talentos y decidirá agregarlos a su película. El problema es que ninguna de sus habilidades está demostrada en la película esta por lo que si no es para pagar sus facturas, todos están perdiendo su tiempo.

Para concluir, Fatal Affair es la basura que recoge el camión de la basura. Algo que no necesitas en tu vida y que no vas a recordar ni en el mismo medio de la película porque no vale la pena el esfuerzo.