Reviews con sabor a pollo

Color Out of Space (2019)

El color que cayó del cielo

Color Out of Space (2019)
Publicado en Review por - Jul 24, 2020
Ver Trailer

The Color Out of Space es una historia de H.P. Lovecraft, uno de los maestros de lo macabro. Por tal razón tengo que pensarlo dos veces si de veras quiero ver una adaptación de Color Out of Space porque no es el mismo tipo de horror en la que te sale el muerto por detrás cuando dejas de mirar el espejo. Este es el tipo de horror que atribuyo a Guillermo del Toro, que la única forma de no sentirme perturbado es dejando de ver la película porque lo que sea que esté al frente me revuelve el estómago.

¿Es esta una película en la que vas a saltar del asiento? No. ¿Te hará pensar de que una mano te saldrá debajo de la cama? No lo creo. Sin embargo, no querrás cerrar los ojos porque eso implica recordar algo que has visto, y es mejor pensar en perritos o gatitos o flores. Puedo manejar muertos, fantasmas y demonios, pero no puedo manejar gente volviéndose loca en lugar de estar huyendo.

En una finca alejada de la civilización vive la familia Gardner porque papá y mamá así lo decidieron sin evaluar realmente los sacrificios del cambio. Nathan (Nicolas Cage) mantiene la casa, Theresa (Joely Richardson) trabaja remotamente haciendo algo que creo que tiene que ver con la bolsa de valores, Benny (Brendan Meyer) se la pasa fumando yerba en el establo, Lavinia (Madeleine Arthur) se hace pasar por bruja porque el aburrimiento la tiene leyendo esas vainas, y Jack-Jack (Julian Hilliard) es el menor de la familia. En la misma finca vive el hippie Ezra (Tommy Chong) que honestamente no sé lo que hace pero posiblemente esté inventándose nuevas teorías de conspiración.

La historia empieza cuando un hidrólogo llamado Ward Phillips (Elliot Knight) llega a la finca de los Gardner para estudiar la situación del agua. Aquí hacen más énfasis en el agua que en A Cure for Wellness (2016), y al menos uno sabe que la gente se está volviendo loca. Esa misma noche cae un meteorito, y algunas cosas empiezan a tener un color sobrenatural que no se ve en la naturaleza, sino que fue sacado del Retrowave Ochentoso. Para Nathan es un meteorido hediondo, pero es al único al que le apesta la roca esa, mientras que los demás empiezan a ser idiotizados por los colores y las voces.

Lo que trata es que la familia se está volviendo loca lentamente, el primero en volverse loco es Jack-Jack que simplemente se queda sentado en el césped haciendo nada. Benny y Lavinia no entienden la pesadilla en la que están metidos. Theresa se empieza a volver loca porque el WiFi deja de funcionar. Y mientras todo esto pasa, Nathan dice que no hay nada fuera de lo normal, como las nuevas flores que están creciendo en su jardín. La pregunta es ¿cuándo Nicolas Cage se convierte en Nicolas Cage? Pues yo diría que más o menos a la mitad de la película, lo cual le dice a uno que falta media película de vainas raras.

Color Out of Space se desarrolla lentamente, que no es algo que uno busca en una película de horror, y lo que predomina es el estilo visual del director Richard Stanley. Y de nuevo, uno no ve una película de horror para ver colores bonitos, pero como de eso se trata, ¿qué tanto esto puede sostener la trama que desarrolla? No lo sé, pero lo que es realmente espantoso no lo enseñan todo sino por partes, quizás para abaratar costos, y es efectivo para hacerme querer pincharme los ojos con un tenedor.

Para concluir, Color Out of Space es un tanto diferente a las películas del género, y su formar de abordar lo macabro es eficaz mas no suficientemente eficiente. Después de esta película yo solamente puedo pensar en alpacas como nuevo animal de terror.