El baúl de los recuerdos

Bad Boys (1995)

Dos policías rebeldes

Bad Boys (1995)
Publicado en El Baúl, Review por - May 25, 2020
Ver Trailer

Bad Boys es la primera película de Michael Bay, para la cual que no  le dieron mucho dinero para hacer lo que le diera la gana. En ese entonces no existía la tecnología para vender caos, y se la tuvo que ingeniar como pudo para poder hacer esta película. ¿El resultado? Bueno, se ve que todavía le falta, pero el camarón es bueno y se puede ver. La trama no es que tenga mucho sentido, pero no es que uno espere mucho después de ver tantas películas de parejas de policías, y menos después de Last Action Hero (1993).

Los malos de la película, encabezados por Fouchet (Tchéky Karyo), se roban un montón de droga de la jefatura de policía porque a altas horas de la noche sólo había un policía somnoliento en todo el recinto. Sí, yo sé que hubo un plan detrás de esto, pero dejar a un solo infeliz como que no tiene mucho sentido, ¿quién cuida el resto del condado si todos los policías atienden a un mismo caso? El caso es que la droga robada pertenece a un caso de Mike Lowrey (Will Smith) y Marcus Burnett (Martin Lawerence) de la división antinarcóticos, y como no es posible que simple delincuentes se hayan salido con la suya, lo más probable es que algún policía se haya corrompido.

El Capitán Howard (Joe Pantoliano) le da el caso a Mike y a Marcus para que encuentren para dónde es que se han llevado la droga. En lo que el hacha va y viene, uno de los secuaces de Fouchet, Eddie Dominguez (Emmanuel Xuereb), que no tiene nada de disciplina, decide que se va a bajar él solo un paquete de 1 Kg mientras que alguna jeva tiene que presenciar a ver cómo el avión se va a estrellar con el piso. La jeva en cuestión es Maxine (Karen Alexander), quien va con su amiga Julie (Téa Leoni), una fotógrafa desempleada que habla como si estuviese ebria, a la fiesta privada de Eddie el desafinado. El piso en cuestión es Fouchet que se aparece para no dejar cabos sueltos. Así Julie es se convierte en testigo de cómo Fouchet y compañía matan a sangre fría a a Eddie y a Maxine, y logra escapar para que la película siga.

Dado que Julie es la única testigo, ¿qué importa si hay un negocio de vender la droga dentro de 4 días? No es que habrá un juicio dentro de 4 días, y los criminales estos sólo tienen que mantener un bajo perfil y nadie los encontrará. En caso de que se escondieran no habría película, por lo que se ponen de psicópatas e intentarán matar a Julie. Julie sólo puede identificar a uno de los secuaces, si lo encuentran pues podrán dar con el jefe, y si encuentran al jefe, pues encontrarán la droga. Suena tan simple que nadie va a admitir que es una mala trama y que para empeorar las cosas, Marcus tiene que hacerse pasar por Mike porque Julie tiene problemas de confianza (a pesar de nunca antes haber conocido a Mike).

Lo que salva a la película es la pareja policial Mike y Marcus. Mike es un hijo de padres ricos que no tiene problemas económicos y puede darse el lujo de ser policía. Mientras que Marcus es un padre de familia, con tres carajitos, y una esposa que le pelea por dedicarle tanto tiempo a su trabajo. Esta es la dinámica de Mike y Marcus, y se la pasan peleando por cualquier cosa, aún cuando los villanos estén intentando matarlos. De lejos, muy lejos, me recuerda a Lethal Weapon (1987).

Bad Boys no es una película que uno vaya a ver por la trama, o las secuencias de acción, o el libreto, sino por los personajes que tienen que improvisar sus diálogos porque nadie quiere acordarse que alguien escribió un libreto que sólo sirve para hacer aviones de papel. Las secuencias de acción son divertidas siempre y cuando mantengas la  ilusión de que lo que está pasando está conectado, y hay muchas explosiones. Es como si transportaran explosivos a todos lados. En una hay hasta un camión transportando un líquido extramadamente peligroso que es necesario para cortar la droga (o lo que sea que eso signifique), y dicho líquido se pierde, por lo que yo asumo que no pudieron usarlo para lo que querían hacer con la droga. Y finalmente está la pregunta ¿para dónde es que van a exportar la droga? No lo sé, y es lo que pasa cuando terminan una película sólo porque sí.

Para concluir, Bad Boys es el tipo de comedia de acción que es más cómica que de acción al tratarse de los personajes de Will Smith y Martin Lawrence, y sus respectivos problemas. La trama de un robo de droga y las explosiones son algo adicional que le agregan a la comedia de Mike Lowrey y Marcus Burnett. Yo no siento nostalgia por ella, pero es el tipo de diversión estúpida que tolero ver.