Reviews con sabor a pollo

Klaus (2019)

Klaus (2019)
Publicado en Review por - Nov 20, 2019
Ver Trailer

Cuando preguntan cuál película de Navidad hay que ver, la gente tiene un listado de sus películas favoritas relacionadas al tema, y yo creo que Klaus debería ser agregada a esas listas. Se trata del origen del Sr. Klaus como el donador de juguetes sin pasar por las moneditas de San Nicolás ni pasar por la popularización del color rojo por parte de Coca-Cola. Y todo se debe al servicio de correo.

Jesper (Jason Schwartzman) es el peor empleado del servicio postal porque es un hijo de papi que no ha tenido que dar un palo en su vida. Su padre, jarto de su comportamiento, lo manda a manejar la oficina de correo en medio de la nada congelada en un pueblito de mierda llamado Smeerensburg. Su misión es estampar y entregar 6,000 cartas por correo en un año o de lo contrario papi le va a cortar la herencia y no tendrá absolutamente nada en qué caerse muerto.

Smeerensburg es un lugar tétrico y el hogar de dos clanes, los Krum y los Ellingboe, quienes se detestan y se la pasan peleando por ningún motivo aparente. Lo extraño del caso es que a pesar de usar armas filosas, nadie muere ni hay rastros de sangre en la nieve, así que quizás son muy malos matándose mutuamente o la idea es sólo golpear al enemigo sin matarlo. Smeerensburg también es el hogar de Alva (Rashida Jones), la profesora de muy mal humor que vende pescado para largarse de una vez por todas de este condenado pueblo donde nadie envía a sus niños a la escuela.

Así Jesper no tiene una tarea fácil si quiere volver a su vida de lujos patrocinado por su padre. Todo cambia cuando conoce al leñador ermitaño Klaus (J.K. Simmons), quien es desproporcionadamente enorme pero con buen corazón. La mayoría de los mitos que conforman la leyenda de Santa Claus tienen origen en la colaboración de Jesper con el Sr. Klaus, y esto es lo más entretenido de la película entera.

Me encanta el estilo de la animación pues se ven como las películas animadas de ayer, con los muñequitos animados a mano, pero con la modernidad de agregarle efectos a computadora. La historia es encantadora, y lo mejor del caso es que el Sr. Klaus no tiene que hablar mucho. Para tratarse de una película de hora y media, es un buen tiempo perdido. Por supuesto, el motivo de Jesper es su objetivo egoísta de irse del pueblito este y  que al final termina gustándole, y aunque hemos visto miles de veces anteriormente, no la hace menos encantadora.

Para concluir, Klaus es una de esas películas navideñas que la gente tiene que agregar a su listas de clásicos de Navidad junto a The Grinch del Dr. Seuss y Los fantasmas de Scrooge. Sin más que agregar, estoy feliz por esta película, el mundo es un mejor lugar gracias a los juguetes o, en tiempos más modernos, videojuegos.

Leave a Reply