Reviews con sabor a pollo

Jojo Rabbit (2019)

Jojo Rabbit (2019)
Publicado en Review por - Nov 01, 2019
Ver Trailer

Al final de la Segunda Guerra Mundial, un carajito está muy motivado para ser parte de la banda juvenil hitleriana, tiene como amigo imaginario a nada más y nada menos que al führer Adolfo Hitler. Mientras que los demás se están preocupando por aprender los pilares del nazismo, este carajito está saltando al lado de su Hitler imaginario. Si me estoy riendo de todo esto es porque no simpatizo con la ideología nazi, y Jojo Rabbit tampoco.

La película empieza cuando Jonathan Joestar encuentra una máscar–no, espera, se trata de otro JoJo. Johannes “Jojo” Betzler (Roman Griffin Davis) es un carajito de 10 años, fanático de todo lo relacionado al nazismo, y va a empezar el campamento nazi, donde será indoctrinado y entrenado a temprana edad. Las propuestas de su amigo imaginario Adolfo Hitler (Taika Waititi), son ridículas. Yo no podía dejar de reír cada vez que veía a Taika Waititi en pantalla.

En el campamento conoceremos al capitán Klenzendorf (Sam Rockwell), encargado de convertir a estos carajitos en el orgullo de la nación, sólo que no parece estar muy entusiasmado de hacer su trabajo. Rahm (Rebel Wilson) entrenará a las carajitas o algo así, mientras que Finkel (Alfie Allen) es la mano derecha de Klenzendorf pero es más para efecto cómico porque éste no hace casi nada.

Jojo Rabbit es una película feliz y colorida, que a pesar de estar ambientada en la Segunda Guerra Mundial, no toca los horrores de la guerra, basándose en la perspectiva inocente de un carajito. Su madre Rosie (Scarlett Johansson) quiere que Jojo sea feliz y que no se enfoque tanto en su fanatismo hitleriano.

Cuando las creencias de Jojo se ponen en juego es cuando encuentra a Elsa (Thomasin McKenzie), una carajita judía, viviendo dentro de una de las paredes de su casa. Las historias cuentan que los judíos son unos monstruos que pueden leer sus mentes y tienen cuernos, pero la carajita esta no se parece a nada de lo que le han dicho. ¿Podría ser que los verdaderos monstruos de las historias son los miembros del partido nazi encabezados por su amigo imaginario?

Para concluir, Jojo Rabbit es una comedia, o una comedia satírica que se burla del nazismo. Algunos dirán que esperaban que fuese más oscura y cruel, pero yo estoy feliz conque no lo sea.

Leave a Reply