Reviews con sabor a pollo

Ford v Ferrari (2019)

Contra lo imposible

Ford v Ferrari (2019)
Publicado en Review por - Nov 22, 2019
Ver Trailer

Uno pensaría que un título como Ford v Ferrari se tratara de dos fabricantes de carro tirándose un pleito legal o, en el mejor de los casos, una carrera por la supremacía automovilística. En realidad se trata de dos hombres que aman las carreras y crear carros deportivos mientras se enfrentan a la burocracia de Ford Motor Company a la vez que intentan diseñar un carro suficientemente poderoso para ganarle a Ferrari en las 24 horas de Le Mans.

A mediados de la década de 1960, Ford estaba intentando ganar mercado frente a General Motors, y una de las ideas descabelladas de Lee Iacocca (Jon Bernthal) fue intentar comprar a Ferrari, quien en ese entonces se los estaba llevando el diablo. Sin embargo, Enzo Ferrari (Remo Girone) hizo otro meneo por otro lado, y dijo que la oferta de Ford era un insulto al orgullo italiano. Como el presidente de Ford, Henry Ford II (Tracy Letts), no se iba a quedar de brazo cruzados, por lo que tenían que ganarle de alguna forma a Ferrari en su propio terreno, la carrera de Le Mans.

Carroll Shelby (Matt Damon) es una leyenda de por sí, pero según la película para el año 1964 era vendedor de carros deportivos–carros diseñados por él, que conste. Así con la idea de intentar ganarle a Ferrari, Ford le ofrece un viaje de dinero para que diseñe el carro ganador. Shelby podrá diseñar todo lo que quiera, pero necesita a un piloto para lograr la victoria, y ese individuo es Ken Miles (Christian Bale), quien no es nada conocido para los ignorantes como yo que no sabemos de nada de los deportes de motor. Shelby y Miles son amantes del deporte, y no se llevan bien con todo el que no quiera ensuciarse de aceite de motor, aunque Shelby es mucho más diplomático.

El alma del filme es Ken Miles, prácticamente un desconocido para los simples mortales, que vive y respira automóviles. Su esposa Mollie (Caitriona Balfe) está preocupada porque es posible que no puedan pagar sus facturas, y su hijo Peter ( Noah Jupe) se deleita viendo a su padre competir. Así que el trato de Ford con Shelby le ayudará a salir de su situación económica. La película trata de hacer lo que amas hacer, y por eso es que podemos simpatizar con Miles y Shelby, porque adoran a los carros y les desagrada la gente que opina sin saber.

Por supuesto, las actuaciones de Christian Bale y Matt Damon son muy buenas, pero yo quiero enfocarme en los personajes secundarios. Josh Lucas interpreta a Leo Beebe, el ejecutivo de relaciones públicas, y a quien tú querrás darle en la cabeza con un bate de aluminio. Lucas es espectacular para caernos mal. Tracy Letts también es bueno en su rol de Henry Ford II, y me encanta ver sus micro expresiones. Creo que Jon Bernthal debería de seguir como The Punisher o en Ghost Recon Breakpoint, porque no me convence como ejecutivo de mercadeo. Debo mencionar que el libreto es espectacular y tiene sus chistes bien esparcidos para no convertir esto en una comedia.

Para concluir, Ford v Ferrari es drama que tiene carreras a gran velocidad, y que me hubiese gustado que trataran más el tema de la ingeniería vehicular. No me habían sudado las manos viendo una película desde Rush (2013) de Ron Howard. La lección más importante de esta película es que si haces algo que de veras te apasiona, eventualmente los ejecutivos de arriba te van a joder.