Reviews con sabor a pollo

Venom (2018)

Venom (2018)
Publicado en Review por - Oct 10, 2018
Ver Trailer

Recordando que la última vez que vimos a Venom en la pentalla grande fue en Spider-Man 3 (2007), y aquella vez fue algo completamente decepcionante, así que Sony lo intenta de nuevo, pero esta vez sin un héroe arácnido cerca. Esto significa que este Venom no tendrá poderes arácnidos ni mucho menos la insignia de la cacata en el pecho. Bueno, pues no habrá historia de venganza contra Peter Parker porque éste ahora mismo es un adolescente.

La película empieza con un transbordador espacial que tiene un accidente mientras regresaba a la Tierra, y en lugar de convertirse en una bola de fuego, exterminando todo a bordo, se estrella en algún lugar de Malasia. Aquí nos enteramos que había tres contenedores con alienígenas, que uno de los contenedores está vacío, y que uno de los astronautas misteriosamente sigue con vida. Entonces creo que el accidente no fue tan crítico porque el transbordador no se prendió en fuego, sino que uno de los simbiontes causó el accidente. Dicho sea de paso, en Malasia se conduce con el guía del lado derecho, pero esos son detalles que nadie atiende. El caso es que tú sabes que la cosa babosita esa va a ser importante para la historia.

Mientras tanto, del otro lado del Pacífico, en San Francisco, California, Eddie Brock (Tom Hardy) es un periodista investigador, así como cuando Nuria Piera no tenía conflictos de intereses, y en lo que se gana el pan es reportando cómo las corporaciones y la corrupción están destruyendo a los menos pudientes. En otras palabras, el tipo tiene fama de no ser fácil en las entrevistas y su próxima entrevista es con Carlton Drake (Riz Ahmed), presidente de Life Foundation. Ignorando el hecho de que es un nombre terrible para una compañía de cohetes espaciales, uno piensa si el nombre fue inspirado por otra película con un monstruo espacial, Life (2017).

Entonces la película apenas está empezando y nos enteramos que Eddie está comprometido con Anne Weying (Michelle Williams), la entrevista con Carlton Drake va mal porque pregunta por los infelices que han muerto en experimentos, botan a Anne de su trabajo de abogada, cancelan a Eddie de su trabajo de reportero, Anne dice que no se quiere casar con Eddie, pasan 6 meses desde el accidente con el transbordador y la entrevista con Carlton, y Eddie todavía no puede conseguir empleo para pagar sus facturas. Yo entiendo que debe haber un conflicto para que el anti-héroe de Eddie Brock salga a la luz, pero como que estaban conscientes de que esto es aburrido así que le dieron rápido al asunto.

Por acontecimientos que no voy a revelar, el perdedor de Eddie Brock termina fusionado con un simbionte, y sólo piensa que está enfermo hasta que la vaina empieza a hablar. Ahora no sólo está enfermo, también padece de esquizofrenia. Yo no sé porqué tienen que hacer que Eddie Brock sea raro, como el caso de Lex Luthor en Dawn of Justice (2016). No es que Tom Hardy y Jesse Eisenberg sean malos actores, es que los personajes que interpretan son raros y no las interpretaciones que esperarías de las historietas. El caso es que el simbionte se hace llamar Venom (no preguntes), y prácticamente se gobierna, pero por alguna razón necesita que Eddie haga su voluntad porque no puede controlarlo completamente, a diferencia del otro simbionte en Malasia (que también tiene nombre). Quizás este Venom también es un perdedor como lo es Eddie.

Los intercambios entre Eddie y el simbionte son ridículos, y son la mejor parte de la película. No estoy diciendo que yo crea que sea una película buena, pero es que no hay más remedio que reírse cuando el simbionte habla y Eddie le empieza a contestar. Por todo lo demás, pues no me importa y no me interesa. Pienso que el villano, Carlton Drake, es muy flojo, y como tal, aunque le dieran los mismos poderes que al protagonista (a lo Iron Man o Ant-Man), pues sigo creyendo que es un flojo. Exceptuando a Eddie, ninguno de los personajes de esta película son interesantes, y aquí tenemos a Michelle Williams desperdiciando su talento sin hacer nada útil.

Eventualmente veremos a Venom enfrentarse a gente con armas de fuego, y lo más sorprendente de todo esto es que nadie sangra. Yo entiendo que quieran hacer una película para toda la familia, pero matan gente sin que tú creas que están muertos porque no hay sangre y la violencia que presentan es mínima. Así que si esperas violencia, pues te tengo una mala noticia. La peor de las noticias es que hay un simbionte más villano que Venom, y la pelea entre ambos es aún más decepcionante. Las reglas que gobiernan el comportamiento de los simbiontes no están claras pues a veces matan al organismo anfitrión, a veces no pasa nada, y hay toda una explicación de compatibilidad que no sirve de mucho.

Para concluir, no creo que Venom sea una buena película o una que yo vaya a recordar o a querer volver a ver, pero encuentro algo divertido en los diálogos entre Eddie Brock y el simbionte, aunque tengo que admitir que son conversaciones ridículas. Algo sorprendente es que Venom puede comerse a una persona, y como no hay sangre, nadie se sorprende de que una persona acaba de desaparecer por completo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *