Reviews con sabor a pollo

Crazy Rich Asians (2018)

Locamente millonarios

Crazy Rich Asians (2018)
Publicado en Review por - Aug 24, 2018
Ver Trailer

Crazy Rich Asians es una comedia romántica como muchas otras, pero introduce un poco de la cultura asiática a este lado del mundo. Se basa en la novela del mismo nombre de Kevin Kwan, y trata de gente de Singapur que está podría en cualto y que no sabe en qué malgastar el dinero, por lo que tenemos a nuestra protagonista de origen humilde para introducirnos a este mundo de lujos.

Rachel Chu (Constance Wu) es una profesora de economía en NYU, y su novio Nick Young (Henry Golding) le propone una viaje hacia Singapur para la boda de su amigo Colin (Chris Pang). Lo que Rachel no sabe es que la familia de Nick y todos sus amigos y son asquerosamente ricos.  Por lo visto, Rachel tampoco sabe en qué trabaja Nick para poder mantenerse, ya que lo único que sabe es que ella es la que paga la cuenta de Netflix. Así que si de repente se van a Singapur en primera clase en esos asientos que se convierten en camas, pues por supuesto que viene es una sorpresa inesperada.  Y no hablemos de esos vuelos de más de 14 horas en clase económica, donde tus rodillas pegan con el asiento de adelante y la única forma de dormir es sentado.

Como la película trata de gente absurdamente rica, lo primero que hacen en Singapur es darnos un paseo sin lujos donde se ve que el dinero no puede comprar humildad, pero ayuda pagando las facturas. Del padre de Nick sabremos poco porque sólo aparece en los diálogos como una figura poderosa, quizás no pudieron contratar a Tzi Ma estaba de vacaciones. No importa mucho porque en su lugar tenemos a la madre de Nick, Eleanor Young (Michelle Yeoh), quien no aprueba que su hijo, el heredero al imperio familiar, se mezcle con gente pobre.

Así Rachel decide que tiene que ganarse el respeto de Eleanor, aunque sabe que será una tarea difícil porque todo el mundo la ha visto pateando traseros junto a Chow Yun Fat en Crouching Tigger, Hidden Dragon (2000). Adicionalmente, están los familiares y las amigas chismosas de Nick que no son gente agradable y no se juntan con los simples mortales. Y todo esto lo vemos a través de Rachel, porque es la única persona con la que podemos sentirnos identificados aquellos que escribimos para un blog con un pollo en logo y que a veces no tenemos para pagar las facturas.

No creo que Crazy Rich Asians sea una película extraordinaria (bueno, lo es sólo porque Hollywood se ha dignado ha hacer una película con elenco asiático), pero es entretenida y cómica, y tiene buen drama entre Constance Wu y Michelle Yeoh. La familia de Awkwafina en la película es la más cómica y la menos odiosa, pero para mí que esa jeva está ronca. Como se trata de una boda en Singapur de gente muy acaudalada, los vestuarios y los lugares que visitan son simplemente fabulosos. Si yo tan sólo pegara la Loto…

Para concluir, Crazy Rich Asians es una comedia romántica con una protagonista fuerte que se enfrenta a una suegra aún más fuerte, resultando en un drama donde chocan la cultura de Occidente y las tradiciones Orientales. Ahora, sólo me falta entender cómo es posible a penas imaginarse en pegarle los cuernos a la hermana de Nick, Astrid (Gemma Chan).

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *